Dentro de una cabaña como ésta, tan sencilla por fuera, cuesta creer que dentro tiene la cantidad de color que tiene ésta. Es la casa de verano de Karsten Lülloff en Dinamarca y tenía una mezcla de estilos cuando se la compró a los dueños originales, ya que había sido renovada en muchas ocasiones desde que la adquirieron en el año 1943. El exterior está pintado de color negro con toques blancos, muy sencillo y agradable. Karsten Lülloff es un diseñador de interiores y de muebles también. Les dejamos las fotos para que puedan seguir viendo lo agradable que es la casa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...