Mesitas de luz: una necesidad básica de la habitación, pero usualmente el último mueble en el que pensamos invertir. Normalmente, las mesitas de luz terminan siendo una pila de objetos (vasos, revistas, anteojos para leer, entre tantas otras cosas) que se va descontrolando a medida que pasa el tiempo.

¿Qué objetos podemos usar que ya tengamos dando vueltas en casa? Para darte un poco de inspiración, estuvimos paseando por Pinterest buscando las mejores alternativas para crear la mesita de luz perfecta para tu casa.

 

Una banqueta
Para mantener el desorden al mínimo, convertí un banquito cualquiera en el lugar perfecto para apoyar un libro, una luz y algún detalle verde.

 

 

Una silla
Tal vez porque cambiaste el juego del living, o simplemente estuviste haciendo una pequeña recolección en lo de tus viejos, siempre hay una silla que sobra y es el ítem perfecto para apoyar cosas, e incluso colgar algún abrigo en el respaldo. Eso sí, una vez que las cosas pasaron de la base al suelo, es hora de ordenar!

 

 

Un toque natural
No hace falta pasar por una casa de decoración: en cualquier lugar donde vendan leña, tratá de conseguir el corte de tronco más grande que tengan, y voilà! (eso sí, recordá rociarlo con insecticida previo a instalarlo en la habitación, para evitar amigos indeseados en la cama). ¿Estás con ganas de darle un toque más interesante? Probá la versión colgante con este DIY.

 

 

Escaleras
Somos fanáticos de usar escaleras como muebles (para muestra, basta un link). Una escalera pequeña, con tablas en los peldaños, puede ser una mesa de luz idea.

 

 

Un cajón de manzanas
Ya sea al natural, pintado o incluso usando las maderas para convertirlo en mueble, el cajón de manzanas es ideal para los fanáticos del DIY.

 

 

Una maceta de fibrocemento o ladrillos de hormigón
Cuando vivía en el departamento hice muebles completos apilando macetas de fibrocemento. Son firmes, fáciles de limpiar y, si te cansás del look, simplemente las llenás con un poco de tierra y las usás para lo que se construyeron. Win-win.

 

 

Un mini bar
Es el típico mueble que sobró de la casa de algún abuelo. Para darle un toque vintage a la habitación, sumalo como mesita de luz y aprovechá los estantes para el doble de espacio de guardado.

 

 

Anterior post

5 Preguntas a Maria Hesse

Siguiente post

Stencil y graffiti por Martin Whatson

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.