El artista checo Roman Tyc, un miembro del grupo de arte Ztohoven, modificó 48 semáforos en Praga mediante la sustitución de los modelos estándar de color rojo / verde para mostrar diversas representaciones.

Después de los cambios enlas luces, las cifras muestran ahora las actividades más interesantes, tales como orinar, beber,  paser a un perro, e incluso con un basurero.

El público en general acepto los cambios y tomó con un humor las bromas del artista.

Roman Tyc recibió una fuerte multa y tuvo que pagar por las reparaciones. Además fue sentenciado a cárcel por 30 días al negarse a pagar la multa. En protesta los fans firmaron peticiones para que sea liberado de la cárcel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...