EntrevistasMúsica

Entrevista al Misio, host de la Red Bull Batalla de los Gallos

Darío Sebastián Silva, alias Misio, es uno de los hosts de batalla de gallos más icónicos del momento. Con pasado freestyler, forjó un lazo con la comunidad del hip-hop cuando se convirtió en MC, presentando y mediando las batallas de rap improvisado más populares y caracterizado por sus gritos de guerra (¡¿Están listos?!, ¡Silencio! y ¡RUIDO!) con los que no solo ruge, sino que hace explotar a la multitud.

En vísperas de la Final Nacional de la Red Bull Batallas de los Gallos de este año, a celebrarse en el mítico Luna Park, tuvimos el placer de poder entrevistar a este luchador que se desvive por el hip-hop.

¿Quién es Misio?

El Misio es un loco soñador, utópico muchas veces. Una persona que sueña con un cambio en el mundo a través del hip-hop. Fanático del género, del movimiento y de la cultura, el Misio es un presentador de batallas de gallos, de eventos de freestyle a lo largo y ancho de Latinoamérica y también un freestyler ex-competidor. El Misio es lo que Darío Sebastián Silva (el nombre que figura en su documento) no puede decir: el Misio lo dice todo.

¿Cómo te metiste en el mundo de las batallas?

Primero me metí en el mundo del hip-hop, y me di cuenta de todo lo que era y representaba: sus elementos, principios y valores. Después me metí en el mundo de las batallas. Yo ya improvisaba por mi cuenta y una vez fui a bailar a Ramos Mejía. A la salida, en la calle, me agarró un freestyler y me dio una paliza tremenda compitiendo. Ahí me dije “esto no va a pasar nunca más”. Y empecé a competir. Lo tomé como una forma de ganarme el respeto en el ambiente del hip-hop ya que muchos me criticaban por venir de un programa de televisión (PopStar, de donde salió el grupo Mambrú). Yo salí de ahí, me hice conocido ahí, y me criticaban por venir de ese ambiente. Entonces a ellos les decía: “bueno, ¿vos sos más rapero, más hip-hop que yo? Vamos a competir”. Y ahí empecé a prepararme, para revertir la paliza que había recibido por parte del rapero de Ramos, y para hacerme respetar y ganar mi nombre en el hip-hop.

¿Qué se siente estar en la tarima y rapear frente a una multitud?

Se siente igual que ser host. Rapear en frente de una multitud te llena de adrenalina. En mi caso, yo siento alegría, pasión y compromiso con el micrófono, por lo que voy a decir. Los nervios no se quedan afuera, pero la responsabilidad que uno tiene ahí arriba hace que se superen.

¿Cómo fue pasar de MC a Host? ¿Volverías a batallar?

Yo sentí que como freestyler competitivo ya había cumplido una etapa, un ciclo. Ya venía presentando porque mi papá era presentador de eventos, más precisamente predicador como pastor de su Inglesia, entonces cuando él predicaba yo veía cómo manejaba al público y así fui incorporando aspectos de la conducción y la oratoria. Me dio la seguridad y confianza para hacerlo porque de chico ya me había criado con eso. Así pasé de rapero competidor a maestro de ceremonias (MC) o host.

Me dan ganas de volver a competir, pienso que podría si me entreno bien. A veces me dan ganas de subir y darme bombazos con alguno. De hecho, a veces cuando voy a ser host en eventos importantes me encuentro con Jony Beltrán (freestyler mexicano, subcampéon mundial de la Red Bull Batalla de los Gallos 2013) y nos damos un par de competencias, nos bardeamos con un poco de freestyle. Pero sí, me gustaría, aunque siendo algo tan mental creo que debería entrenarme mucho para volver a competir de la mejor manera.

¿Qué recomendaciones tenés para los que recién empiezan?

Mi recomendación para quiénes recién comienzan en el freestyle es que se informen de dónde viene el hip-hop, porqué y para qué vino, que se sumerjan en la cultura rica que tiene.

Que investiguen el hip-hop y no se queden solo en el freestyle porque hay mucho más. Que activen en la sociedad y conozcan los valores del movimiento, y porqué nosotros lo vivimos y amamos. Pienso que ahí está la clave de todo.

¿Y para quiénes quieran ser host? ¿Quiénes te influenciaron?

Primero que nada, ponerse metas. Esto ya es algo profesional. Personalmente siempre trato de elevar la vara para darle valor al presentador, un rol que antes no tenía tanta importancia en un evento. Ahora tiene otro peso gracias al trabajo que venimos haciendo en los últimos años. Entonces que los que quieran ser presentadores, que lo tomen con la seriedad que corresponde y sean profesionales: que estudien oratoria, que se preparen, que sepan lo que van a presentar y se preparen en todos los aspectos. Cuánto más sepan del tema, mejor.

Mi influencia número 1 fue mi papá, el pastor de la Iglesia. Y también el legendario host español MBAKA, colega e inspiración total. Incluso el personaje Future de la película de Eminem 8 Mile, gran MC. Todos me inspiraron mucho.

¿A qué debés tu característico RUIDO? ¿Cómo surgió?

RUIDO se debe al arengue. A que la gente haga ruido y se note que el público está vivo. Y la única forma de mostrarlo, de hacer ver que el ambiente está caliente, es haciendo ruido. Es como una sinergía, a medida que grita uno y grita otro se genera una ola de energía muy copada. Y es re loco porque surgió en una batalla cuando grité “ruido, ruido, ruido, ¡silencio!”. Cuando dije silencio todos se quedaron como “¿es ruido o silencio?”. Fue una batalla entre PAPO y KODIGO en 2013 (ver video abajo, minuto 5:09), y yo estaba muy nervioso, era mi primera vez y me salió “ruido, ruido, ruido, ¡silencio!” y quedo así, yo gritaba el “ruido” muy fuerte y así fue como quedó muy marcado.

¿Cómo ves la actualidad de la escena respecto a tus inicios?

Veo que creció un montón en cuanto a gente. Ahora hay público. Antes los mismos que rapeábamos éramos los que mirábamos después como espectadores. Hoy sí hay gente que va, que paga la entrada, hay empresas que dan su apoyo (siendo Red Bull de las primeras) porque se dieron cuenta que este movimiento viene de verdad y viene fuerte. Aunque de vuelta, están más metidos en el freestyle y no en la cultura del hip-hop, creo que ahí deberíamos darle más fuerza con los B-Boys, los MCs, los DJs, los grafitteros, los beatboxers, pero más que nada a los valores que todos representan.

¿Qué te genera saber que esta edición se va a celebrar en el Luna Park? ¿Te imaginabas ser parte de algo así?

Me genera una gran alegría y mucha adrenalina saber que estamos haciendo historia. Como un motor que impulsa a querer dejarlo todo y no guardarme nada, que esa noche sea una fiesta porque llegamos al Luna Park, un lugar histórico en la Argentina donde las grandes bandas tocaron, los grandes boxeadores pelearon, y donde ahora voy a estar yo en la Batalla de Gallos.

Y sí, me imaginaba ser parte de esto porque siempre sueño en grande. No sabía de qué forma, pero sabía que iba a estar en el Luna Park sea como sea. Siempre me enfoqué en eso y lo imaginaba con mis ojos y mi fe ,y ahora se me dio.

¿Qué podemos esperar de esta Final Nacional 2017?

Lo que se espera de esta Final 2017 es mucha alegría y arengue. No hay que olvidarse que además por streaming se suman espectadores de todos los países de habla hispana, por eso vamos a mostrar que Argentina tiene el público que más agita. Antes eran solo los competidores, después los competidores y el presentador, y ahora el público tomó una importancia y protagonismo destacado. Pienso que el público argentino es el que más arenga, así que vamos a vivir una fiesta de verdad, una verdadera gran noche para el freestyle y el hip-hop.

Ahora solo queda esperar por esta gran fiesta que contará con transmisión en vivo por Red Bull TV desde las 20hs de Argentina este 25 de agosto, desde el Luna Park y para todo el mundo.

Para ver más de Misio, pueden entrar a sus cuentas de Instagram, Twitter y seguir su Fanpage.

Luna Park listo. Gallos listos. Misio listo. Uds, ¿están listos? ¡RUIDOOO!

Anterior post

Blunt Bob, el corte que está haciendo furor

Siguiente post

"Original is Never Finished" III

Y

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.