La gente de Sony nos tiene acostumbrados a super producciones en sus comerciales, ya sean miles de pelotas cayendo por las calles de San Francisco hasta explosiones de pintura en edificios abandonados.

No podían ser menos en la presentación de el nuevo sony BRAVIAT y la celebración del 70 aniversario de la compañía, y es por eso que su nuevo comercial, filmado en 4K por el director norteamericano Andre Stringer junto con la agencia DDB Berlín es, literalmente, una fiesta.

1500 kilos de brillantina, 4000 globos y un hermoso casino abandonado en Rumania son los protagonistas de esta nueva historia, que arranca con un solo globo y muestra como de a poco el lugar se va llenando hasta finalmente culminar en una explosión de color.

 

Anterior post

Puma X Swash

Siguiente post

Los tatuajes minimalistas de Hongdam

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.