Entrevistas

A la Aventura con Tommy Durban

Tommy Durban es un pibe común, o no tanto. Porque Tommy bucea, hace snorkel y toma fotografías submarinas pero, como en casa de herrero – cuchillo de palo, no es de los que se tira a tomar sol y barrenar las olas como cualquier mortal. Él es un loco que, como un niño, está fascinado por la fauna marina.

Tommy nació en Concordia -Entre Ríos- y estudió varios años fotografía. Pero a los 22 años decidió arriesgar su destino y probar nuevos rumbos sin ninguna predicción. En el 2006 se fue a vivir a Playa del Carmen (México) el corazón de la Riviera Maya. Y, tal como cuando te enamorás, él descubrió el mar y apareció esa sensación de “te conozco de toda la vida”. Así se convirtió en un apasionado explorador acuático que lo llevó a bucear cada recoveco para fotografiar la esencia de la naturaleza marina.

Si le preguntás algo sobre su oficio, abre los ojos como un niño emocionado y te dice: “Pude unir mis dos pasiones: la fotografía y el amor por el océano. Y eso se tradujo en una necesidad de capturar momentos sublimes del medio ambiente marino. Es hermoso estar ahí con un animal particular y en un momento determinado, sentir la esencia de su medio ambiente. Realmente creo que mostrar la belleza del mundo submarino nos puede hacer más conscientes de que existe y lo debemos proteger.” Así fue como decidió convertirse en Dive Master apenas llegó a México, y se profesionalizó en Full Cave Diver (especialista de buceo en cuevas) desde 2015.

Hoy Tommy se dedica a explorar el ecosistema marino y fotografiar su flora y su fauna. Ese es su oficio, su pasión y la comparte con quien lo acompañe. Formó @ALaAventura, su empresa de paseos de Snorkel y Buceo y, aunque tiene un equipo que lleva a los turistas a vivir una experiencia acuática única, él es un explorador nato que no para de sumergirse en cenotes sinuosos que a más de uno le daría claustrofobia.

¿Cómo qué trabaja?

– El equipo: Mi primer cámara fue una Sony 120 (no era HD y se grababa en cinta), con la humedad que hay en la región, no podía usarla más de una vez, porque se pegoteaba y perdía el material. Después me actualicé y mi cámara es una Panasonic GH4. Me permite grabar en 4K y tiene una carcasa (Housing) Aquática.

– El animal: El tiburón Toro. En Quintana Roo pueden verse en temporada de invierno (noviembre-marzo). Si bien no sabemos aún porqué vienen a esta región, tenemos el privilegio de ser el lugar de nacimiento de sus crías. Los toros de Playa de Carmen se quedan debido al agua dulce que llega desde los cenotes y se filtra en el mar a lo largo de la costa.

Más de uno podría decir que lo que hace es una locura. Y sí, lo es. Pero gracias a locos como él, podemos descubrir mundos a través de un lente. Podemos comprender que más allá de lo cotidiano, más allá de lo que existe a simple vista… hay un universo que forma parte de nuestro ecosistema y tiene razón de ser. Ahora sí, disfrutá la adrenalina de bucear con sus imágenes.

Anterior post

Semana del Cine Italiano en Buenos Aires

Siguiente post

Llega la primera edición de Art & Swap a Argentina

Let Abramec

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.