La Churrería El Moro fue fundada en 1935 por Francisco Iriarte, quien llegó a México desde un pueblo llamado Elizondo en el valle del Baztán, España. Lleva ese nombre recordando las fiestas de estos pueblos de España, donde un árabe, conocido como “El Moro”, vendía churros de pueblo en pueblo en un carrito ambulante. Con un comienzo muy parecido al de este vendedor, fue en 1933 cuando el fundador, al ver que en México no se vendían churros, instaló un carrito en el Zócalo de la ciudad. Poco a poco fue ganando popularidad, y un tiempo después se instaló en el 42 de San Juan de Letrán, en el año de 1935.

Para la apertura del nuevo local, en Colonia Cuauhtémoc, el estudio de diseño Cadena+Asociados tomó el tradicional azul de la marca, reinventado como mosaicos gráficos, y el blanco del azúcar para crear una identidad gráfica impecable.

Con toques de Art Deco, los azulejos recorren piso y paredes, interrumpidos por muebles de madera clara y toques de blanco en el espacio. Los uniformes del personal también se mantuvieron bajo la misma paleta, complementada con aviso en cuero marrón y con los mismos dibujos que podemos encontrar en las paredes.

Se anuncia como el mejor lugar para comer churros y chocolate en México desde 1935. ¡Habrá que darse una vuelta si andan cerca!

 

Anterior post

Fairy Tale Of Russia por Frank Herfort

Siguiente post

Red Bull Music Academy Session Buenos Aires

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.