Gourmet

Comé algo rico: Torta sin harina y sin azúcar de Chocolate

Por pedido popular este domingo les traigo, para esta sección que arrancó a todo trapo la semana pasada, un gran gustito para darse hoy a la tarde. Es una receta que encontré hace un tiempo en internet y la fui modificando ligeramente para que quede riquísima, no falle nunca y pueda terminarla en menos de 30 minutos (¡con cocción incluida!). Desde que la empecé a hacer y compartir con mis amigos no hubo uno que no me pidiera el paso a paso de cómo hacerla, y no los podía dejar afuera.

Esta torta es un hit. Aprendí a hacerla cuando me tocó preparar la torta para un cumpleaños en el medio de implementar el plan de alimentación Paleo, así que es de lo más sano que vas a encontrar yéndote para el lado de los dulces (pero sin azúcar). Es ideal para comer de a porciones finitas como postre, o también puede hacerse en tarteletas individuales y hasta prepararse en pirotines de cupcake. Y lo mejor… es una bomba de chocolate.

Torta Paleo de Chocolate 02

Torta sin harina y sin azúcar de chocolate

INGREDIENTES (12 porciones / 18 cupcakes)

• 200 gramos de manteca
• 200 gramos de chocolate (el más amargo que encuentres, y que sea apto para celíacos)
• 6 huevos
• 2 cucharadas de crema de leche
• 2 cucharadas de miel orgánica

VAS A NECESITAR…

• 1 bowl grande para mezclar todos los ingredientes
• 2 bowls chicos para derretir la manteca y el chocolate
• 1 batidor de alambre
• 1 espátula (preferentemente de silicona)
• 1 molde de tarta apto para horno (pueden ser de medidas individuales) o 18 pirotines de cupcakes.

PREPARACIÓN

• Cortá la manteca y ponela en un bowl a derretir a baño maría o en el microondas.
• Cortá el chocolate en pedacitos y derretilos en el microondas. Andá calentando de a intervalos de a 30 segundos y mezclando en el medio para asegurarte que quede todo parejito.

• Cuando esté todo bien derretido, uní la manteca y el chocolate en un bowl grande, mezclando hasta que quede un líquido uniforme. Mientras tanto, andá precalentando el horno a 150°C.

• Agregá los huevos y mezclá todo. Te va a quedar una mezcla un poco pegajosa, que cuando levantás el batidor casi no se queda pegada al alambre.

•  Sumale a la mezcla las dos cucharadas de crema de leche y la miel. Mezclá todo hasta que quede parejo.

• Si vas a usar un molde de cerámica o metal, enmantecalo bien, y volcale la preparación con la espátula. ¡Ojo! Asegurate de que la mezcla quede por lo menos un dedo por debajo del borde, porque se eleva durante la cocción y sino va a desbordar. ¿Listo? Al horno entonces.

• Dejalo cocinar durante 20 minutos (lo vas a ver subir como si estuviera leudando, es normal). Cuando lo saques, fijate que si lo sacudís no debería tener la misma consistencia líquida que cuando entró al horno. Dejalo enfriar un rato y después mandalo al freezer.

• Una vez que se enfríe, ¡ya está listo para servir! Cortá porciones chiquitas para tomarle el ritmo… mirá que es una bomba.

¿Un secreto a la hora de servir? Sumale helado de frambuesas o frutos rojos… queda increíble.

Anterior post

Skate Eléctrico por E-Glide

Siguiente post

Aerial Views of Miami por Bernhard Lang

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.