El Amezaiku es una técnica japonesa de escultura en caramelo. Para realizar las piezas, el artista toma caramelos masticables de colores y les da forma con pinzas, tijeras y hasta sus manos, para luego darles un acabado con pintura comestible. Los animales e insectos son los personajes favoritos para este tipo de arte, que apela a los mas chiquitos como su público principal.

Shinri Tezuka tiene 27 años y aprendió a hacer estas pequeñas esculturas comestibles por su cuenta, porque ya no quedan casi artesanos ni escuelas que lo enseñen. La velocidad es clave, porque el caramelo requiere que el diseño esté listo en 5 minutos antes de que se endurezca por completo. Su local, junto con uno más, son los únicos dos que quedan en Tokyo donde pueden conseguirse estas pequeñas obras de arte comestibles, que, por lo que pudimos espiar en este video que hizo la gente de Great Big Story, cuestan apenas 2 dólares.

 

 

 

Anterior post

Daily Overview tiene nuevo libro

Siguiente post

Vision of Tokyo por Yoshito Hasaka

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.