En búsqueda del casi perdido arte del buen corte y confección encontramos a Dubié, la marca homónima de la diseñadora Agustina Dubié, que junto con su socio Javier Martinez Bó traen una nueva propuesta que apela a un retorno a los orígenes con prendas de un diseño inmejorable con una fuerte base en la construcción y la moldería. En una actualidad donde el “fast fashion” gana lugar a pasos agigantados y se va infiltrando en la moda de todos los días, es refrescante encontrar un lugar donde el tiempo se detiene y se retorna a los inicios. El objetivo de la marca es claro: ofrecer vestimenta atemporal, que perdure en el tiempo, tal como la recordamos en los vestidores de abuelas y madres, esas prendas que aún el día de hoy atesoramos y volvemos a usar una y otra vez.

El lujo está en los detalles. La nueva colección de Dubié, que apunta a una etapa de transición que desdibuja temporadas complementando piezas para el frío y aligerando telas para el calor, con una constante paleta negra, blanca y azul, tiene en la transformación de las tipologías clásicas una receta para el éxito. Cada prenda es casi una obra de arte, con muchísimo tiempo dedicado el corte, la moldería y al perfeccionamiento a la hora de la construcción. La experiencia es un ingrediente vital, que se hace presente en el trabajo de moldería de la marca que logra llevar al extremo todas las reglas de la construcción de indumentaria para brindar en las prendas ese detalle que hace la diferencia.

Si de experiencias hablamos, es vital mencionar el aprendizaje que le dejó a Agustina el haber trabajado con diseñadores como Nicholas Kirkwood y Roksanda Ilincic. La escuela inglesa se evidencia en una constante búsqueda de los límites en el corte, en encontrar formas diferentes de construir la ropa y en el tratamiento del detalle en el interior de las prendas de una forma tan meticulosa como el exterior. El resultado se traduce en piezas únicas, de un nivel de complejidad y simpleza a la vez al que no estamos acostumbrados, pero esperábamos con ansiedad.

Con influencias del streetsyle inglés, la colección cuenta con vestidos de seda, remeras de algodón pima peruano, pantalones de shantung de seda y blazers de impecable sastrería. La base es masculina, y el calce tiende a ser oversize, pero la perfección de las líneas arman un recorrido como pocas marcas pueden ofrecer. Y son imperdibles los accesorios: mochila en cuero para todos los días, sobres en gamuza azul eléctrico y collares minimalistas para complementar un total look con toda la onda. ¿Nuestros elegidos? La remera de seda abotonada en la espalda que le da un toque inesperado a un eterno clásico, la camisa básica, construida tan detalladamente que casi es inseparable el interior del exterior, y la remera de cuero, para ponerle un poco de rock a la noche.

Así que ya saben, si están buscando un buen pantalón negro, una camisa blanca impecable, de ese tipo de prendas que siempre nos salvan de cualquier situación dejándonos bien vestidos, no dejen de pasar por Dubié. Ellos saben lo que queremos: ropa bien hecha.

Los pueden encontrar en República de la India 3139, Palermo, de lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y los sábados de 11:00 a 20:00. Y también online, en The Net Boutique

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...