En lo profundo del mar rojo podemos encontrar, gracias a la claridad del agua, a las especies mas variadas de peces en el mundo. Tiburones, peces payaso, y la muy particular bailarina española, una babosa marina de intenso color rojo, que se mueve con la gracia de una falda flamenca en el agua. Ayer, a la salida de las modelos a la pasarela de Balenciaga, no pudimos evitar recordar a esta fantástica criatura al ver las piezas que Nicolas Ghesquière pensó para su colección SS2013 de la casa francesa.

Luego de una colección para el otoño-invierno de este año que ya estuvo haciendo sus rondas en las calles de las semanas de la moda (sus buzos con estampas ochentosas y forma de capullo fueron los items más reconocidos en las imagenes de streetsyle que dieron la vuelta al mundo) Ghesquière vuelve a apostar a una línea que, con su complejidad inherente, se ve fácilmente transladable a la vida cotidiana.

El resultado es una extensa colección de vestidos, faldas y trajes que emanan sensualidad. Vuelve el recurrente tema de la temporada, ropa interior como exterior, en tops con líneas cruzadas que se pegan al cuerpo. Los volados nuevamente se hacen presentes en las pasarelas internacionales, tal vez dándole un plumerazo definitivo a las tablas y apostando a una silueta tridimensional. Los cortes son masculinos, pero se ajustan y se sueltan del cuerpo de forma tal que exacerba la silueta femenina.

A la mitad del desarrollo del desfile hay un corte conceptual, y salen a la pasarela esos vestidos a los que el diseñador ya nos tiene acostumbrados, complementados con una suerte de tweed que en realidad está hecho a partir de múltiples capas de encaje, y una tela que se asemeja al cuero pero en realidad es guipur bordado en forma de vid. La paleta es sutil, pisa en el negro y blanco y se balancea en los pasteles, crudos y un tono amarillo ya característico de la marca.

En la pasada final los aplausos se acoplan al ritmo de la música, y buceando en un mar de halagos el diseñador saluda con una sonrisa de oreja a oreja, porque lo sabe: Balenciaga está en la cresta de la ola.

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...