Esta mañana amanecimos con 82 looks en las pasarelas parisinas, cortesía de Karl Lagerfeld y su nueva colección SS2013 para Chanel. Con un recorrido ecléctico, paneles solares en el piso e ilustraciones de molinos de viento en varias prendas, uno podría haber asumido que el foco de la colección estaría en lo ecológico, pero en esta ocasión la traducción es menos literal, el Kaiser se inspiró en “el viento, todo lo que esta en el aire” impregnando de una brisa y una serenidad absoluta a su nueva colección.

Los que esperaban que Karl se sumara a Raf Simmons, Jil Sander y Hedi Slimane con una vuelta a los orígenes estaban equivocados. El Kaiser hace todo a su manera, y en esta ocasión decidió despojar a Chanel de sus orígenes. No hay ni una cadena, ni una camelia en la extensa colección, lo único que permanecen son las perlas, como accesorio en collares y pulseras y gigantes en las primeras prendas que se vieron en la pasarela, como lunares tridimensionales por sobre las voluminosas capas, sacos y vestidos.

Volúmen, la constante en la pasarela, fue la forma elegida para exagerar los rasgos del viento, que suave, como una brisa, pasa por cada una de las prendas. Hombros voluminosos para exacerbar abrigos en forma de capullo, mangas acampanadas, con una paleta que se asienta en el blanco, el negro y el azul y despega en toques de coral, rosa, violeta, verde y colorado. Vuelve el cuero en guantes, faldas y pantalones. Y el jean, la última obsesión del Kaiser, presente en una falda llevada como vestido.

Las chaquetas cortas, como boleros, fueron lo poco que se acercó a la tendencia que se vió en el resto de las pasarelas en esta semana de la moda parisina, demostrando una vez mas que Chanel con Karl a la cabeza es el epítome de que menos es más.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...