Creo que es casi imposible a esta altura que no sepan de que estamos hablando cuando nombro a The Cambridge Satchel Company. La marca inglesa que nació en la cocina de un ama de casa, madre de dos, se convirtió en un furor internacional casi de la noche a la mañana. Los bolsos, inspirados en las viejas mochilas pensadas para niños, se empezaron a producir de forma casi casera desde la cocina de su casa, y hoy se exportan a más de 20 países, e incluso podemos encontrar en las casas mas importantes de moda de Argentina modelos “inspirados” en las fantásticas creaciones de Julie Deane.

Cuando nos enteramos de esta colaboración con el diseñador Chris Benz para expandir la marca a Estados Unidos, saltamos de emoción. En esta unión, las tradicionales satchels se achicaron un poquito y se volvieron ligeramente cuadradas, con una correa más corta, y vienen en 9 colores siempre a dos tonos. ¿No son divinas? Nosotros nos anotamos con una de cada color.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...