La comunidad hispana de Boa Mistura organizó un proyecto de arte en las favelas de Sao Paulo para pasar valores usando graffitis. La inserción de palabras como belleza o orgullo, realizados con un truco visual jugando con las dimensiones de los espacios y la pintura.