Durante el 2011 el Código QR invadió las calles de Buenos Aires. El vendaval de exposición de este cubo laberíntico logró que todos lo identifiquemos, pero no pudo demostrar su funcionalidad y, al día de hoy, en muy pocos casos es escaneado.

En Corea, la sociedad es QR Friendly, por eso es común ver acciones publicitarias donde el recurso se luce y es realmente efectivo.

Emart es una cadena de supermercados muy popular que tenía un problema: ventas muy bajas durante la hora del almuerzo, entre las 12 y las 13hs. Para resolverlo crearon “The Sunny Sale”, una promo con luz propia.

Colocaron una serie de instalaciones en la vía pública, que consistían en grandes Códigos QR corpóreos en 3D y los ubicados en puntos estrategicos de la ciudad donde el sol del mediodía forma las sombras perfectas para se lo lea.

Al escaneralo, se accede a un código especial con 25% de descuento para utilizar en las tiendas o e-shops de Emart en tiempo real.

Los resultados se pueden ver en el video, incluso en un día nublado como este.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...