Dan la impresión de pequeños adornos, pero no lo son. Tienen el tamaño de una virgencita, pero están lejos del ritual religioso. Las esculturas de Danny Van Ryswyk están hechas en 3D y cobran vida a través del oscurantismo inevitable de lo mágico. Como salidos de un cuento de infantil de terror, sus personajes brindan una imagen melancólica que invita a reflexionar. Encapsuladas y extremadamente pulcras y delicadas, cada una de esas personitas son pequeños representantes de nuestra finitud indescifrable. Conozcan su mundo en 5 preguntas.

 

¿Encontrás alguna similitud entre lo que dibujabas de niño y tus trabajos actuales?

Dibujar, pintar, esculpir, eran y son lo único que quiero hacer en mi vida. La creatividad fue como un regalo natural de la vida para mí. Lo que hacía de niño es muy similar a lo que hago hoy. Solía dibujar muchos esqueletos, demonios y diferentes personajes de ese estilo. Siempre tendí a dibujar el lado oscuro de las cosas. Creo que la muerte es uno de los grandes misterios de la vida. En mis obras actuales, las calaveras representan lo desconocido.

¿Por qué preferís esculpir en 3D?

Creo que trabajar en 3D es extremadamente cercano a esculpir con arcilla verdadera. Como artista, me encuentro permanentemente interesado en explorar nuevas herramientas y técnicas. Y la PC es un medio muy interesante para crear arte. Luego de imprimir mis esculturas en 3D, las pinto a mano con acrílico. Creo que mi trabajo es una combinación entre técnicas de pintura clásica y tecnología moderna.

Muchas de tus esculturas tienen máscaras de conejo. ¿A qué hacen referencia?

Es una metáfora del Conejo Blanco de Alicia en el País de las Maravillas. Él la guía al mundo subterráneo de Wonderland y es el destello de curiosidad que incentiva a Alicia y activa su despertar espiritual.

¿Qué mensaje podríamos encontrar en tu obra?

Creo que no hay un mensaje que realmente desee desplegar. Trabajo desde mi interés sobre lo sobrenatural. Mis obras son una exploración de misterios. Me inspira todo lo paranormal, lo místico y lo extraterrestre. Me gusta extraer piezas de mi fascinación e implementarlas en mi arte.

¿Ese interés nace porque a los ocho años viste un OVNI?

Sí. Fue algo extraño, porque lo pudimos ver desde el living de mi casa con mi mamá. Si bien ese momento duró solo un rato, me marcó para siempre. Allí nació una fascinación por aquello que no tiene explicación en esta vida.

#MeGustan Joel Peter Witkin, Jeff Koons, Leonardo DaVinci, Goya, Andy Warhol, Mark Ryden, Vermeer, entre otros.

 

Anterior post

#ColdSeason, el invierno 2016 de Isabel la Católica

Siguiente post

#FlaneurMeet: @vamosviendo

Let Abramec

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.