DIBAGO es una empresa que desarrolla proyectos ambientales y sociales. Inspiradas en una experiencia personal, Sofía  y Josefina – sus directoras – decidieron lanzar DESLIZATE, una iniciativa que combina arte y solidaridad. Se trata de patinetas old school realizadas a mano y fabricadas con lenga de descarte de bosques reforestados en Tierra del Fuego. ¿Quiénes los hacen? Jóvenes en situación de vulnerabilidad. Aprenden un oficio y se insertan socialmente por medio del arte. Conocé la iniciativa en 5 preguntas.

¿Por qué eligieron skates old school?

Elegimos el tipo old school, porque necesitábamos que fuera posible de construir con herramientas que al alcance de la mayoría de las personas. Todo surge de una amistad y de una experiencia personal. Hace un par años, Josefina recordó la felicidad que sentía al andar en patineta y, tomando esa sensación como guía, decidió volver a andar. Al tiempo se frustró porque los dos skates que se había comprado se le cayeron al río y casi ni los usó. Motivada por el desafío como motor se dijo: “Yo puedo hacer MI propia patineta y a cada vez que la rompa, la volveré construir”. La primera la armó con la tapa de un cajón y sintió que si ella podía todos podían. Mientras Josefina construía su patineta, Sofía vendió la suya para comprar dos más y volver a andar juntas, multiplicando los recursos. Así nacieron las Deslízate.

¿Por qué optaron por la ayuda social a través del arte?

Porque creemos en el arte como constructor social. El proyecto busca empoderar a los chicos a través de la construcción de su propia herramienta de juego. El arte es integrador y les otorga inclusión, y a la vez cuentan con el aprendizaje de un oficio para su futuro.

¿Cómo nace la orientación hacia lo sustentable?

Cuando decimos armar patinetas, queríamos que fueran de madera nacional para revalorizar los recursos locales y aspirar a un producto 100% argentino. Elegimos la lenga porque tiene la flexibilidad y la firmeza ideal para armar las tablas sin que se quiebren. Queremos utilizar insumos de descarte para respetar el medio ambiente. Nos pusimos en contacto con aserraderos de Tolhuin en Tierra del Fuego, le contamos del proyecto y decidieron apoyarnos brindándonos descartes de madera para armar las patinetas.

¿Cómo es el proceso de producción?

Nos llegan las cargas de tablones de lenga de Tierra del Fuego. No hay una periodicidad establecida porque el traslado desde el Sur es bastante complicado. Una vez que llegan, se envían a cepillar a un grosor específico y se cortan. Nosotros tenemos cinco modelos de patinetas – van desde pequeños hasta longboards-. Dependiendo de la demanda se cortan en diferentes tamaños. Una vez cortados, nuestras diseñadoras los intervienen, se barnizan y luego se montan los skates. Este proceso es el que luego se les enseña a los chicos.

¿Dónde dictan los talleres?

En los talleres los chicos aprenden a construir su propia patineta empoderándolos a través de la construcción de su propia herramienta de juego. El año pasado estuvimos capacitando a más de 200 chicos en la Villa 1 11 14, Villa Piletones, La Cava, Munro, y en Tierra del Fuego (Rio grande, Ushuaia y Tolhuin). Este año estaremos trabajando en Villa 1 11 14, Barrio La Loma, La Cava, Villa 20, Villa Piletones, en la ciudad de Olavarría, Tierra del Fuego, entre otros lugares con más de 350 niños y jóvenes.

#LaAnécdota En uno de los talleres que dimos en La Cava, había una niña de 14 años –  Rocío – que venía a dormir a los talleres. No prestaba atención y casi nunca llegaba a completar las actividades. De a poco se fue enganchando y, no solo terminó su patineta, sino que aprendió el deporte, le enseñó a otros niños y comenzó a enseñar con nosotras en el siguiente taller.

Dónde podés conseguir los skates: Se pueden comprar online en www.deslizate.org o www.goodpeople.com.ar.

Anterior post

22/4 Dessert en Palermo

Siguiente post

Inventario por Rafael Goldchain

Let Abramec

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.