Nos reconocemos grandes fans del trabajo que realiza Matthias Heiderich. Él consigue las mejores vistas con su cámara mientras pedalea su bici y escucha música como cualquier mortal pero sus trabajos son más que exquisitos y espontáneos. Geometría directa, cielos, edificios, y la precisa observación de las líneas que atravesamos a diario. Lo seguimos desde siempre y hoy tuvimos el honor de entrevistarlo en exclusiva. Te invitamos a que lo conozcas un poco más en estas cinco preguntas.

¿Creés que la presencia de personas en tus fotografías alteraría el clima creado?

La razón principal por la que no fotografío personas quizá sea porque no me suelo sentir cómodo trabajando con ellas. Trabajo constantemente en equipo, es algo imposible de evitar. Pero sí hay algo de mi trabajo que no deseo compartir con nadie y es el proceso creativo. Es un momento sagrado para mí y quiero disfrutarlo lo mayor posible. La fotografía es mi escape del mundo real. Creo que esa debe ser la razón por la que mis capturas están libres de personas.

En tus obras se percibe cierta quietud y vacío. ¿Disfrutás de ese estado?

Creo que el vacío per se no es un estado particularmente cómodo, pero es fascinante. Obviamente nada existe sin su contrario, pero los altibajos son intrigantes. El sólo hecho de que existen, hace posible disfrutar ambos estados. Creo que un sentimiento de vacío puede ser agradable si se tiene presente va a pasar para que venga otra sensación que lo reemplace. En lo personal, los sentimientos negativos me parecen más intensos. Es interesante sentir qué sucede cuando llegan. Sonun punto de partida de muchas cosas, están ahí para hacernos modificar comportamientos, repensar las cosas y progresar.

¿Hay algo que tus fotografías deseen expresar sobre la soledad?

Para ser honesto, mi obra no es tan filosófica. Mi foco está puesto en lo artístico, en las formas y los colores. Pero es cierto que hay algo un poco más allá de lo visible. Creo que de alguna manera invito a todos a que discutan mi obra y piensen acerca de un mensaje, sólo que no me uniría a ese debate

¿Cuándo te enamoraste de la geometría?

Es difícil de identificar. Siempre estuve enamorado de la geometría y de las formas armónicas. Pero me tomó un tiempo entender cuánto me fascinaba y me satisfacía observar diseños geométricos. Creo que se hizo algo mucho más fuerte cuando me convertí en fotógrafo dado que pasaba más tiempo observando formas y pensando en cómo delimitar mis registros.

Sabemos que tus mejores momentos de inspiración suceden paseando en bicicleta y escuchando música. ¿Qué suena mientras pedaleás?

Escucho música todo el tiempo. Cuando recién comenzaba a explorar el mundo de lo underground, ya estaba fascinado por el dark y la música experimental. Amo la música ambiente dark de Noruega como Biosphere & Deaf Center, pero también me gusta la electrónica. Mis músicos favoritos son Monolake, Tim Hecker, Richard Devin, Amon Tobin y Labradford. Esa es la música que me inspira cuando voy en bici.

#MeGusta Hay muchos fotógrafos que admire. Actualmente me gusta mucho la obra de Wara Bullot, Laurent Kronental y Sam Irons.

Anterior post

Un gigante de piedra irrumpe en el Lolla16

Siguiente post

Concept Art Gallery by Fitzrovia

Let Abramec

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.