La ilustradora de paleta pastel, la ácida niña con orejas de Mickey Mouse que manifiesta las verdades del mundo moderno sin tapujos. Ella es Josefina Guarracino, pero seguro la conocés como Pepita Sandwich. Es diseñadora de indumentaria y, finalizada su carrera, se ganó una beca para estudiar en Milán. Hoy es una artista de lo cotidiano, una representante esas situaciones de todos los días que encuentran su mejor expresión en la ironía. Te presentamos sus simpáticos trabajos, te aseguramos que con alguno te vas a identificar.

¿Qué aprendizajes te llevas de tus estudios en New York y Milán?

Milán me permitió conocer la carrera de ilustración profesional cuando en Argentina solo se dictaba diseño gráfico. Ahí vi por primera vez La Última Cena en vivo y se me cayeron las lágrimas de la emoción. Todo lo que había estudiado en historia del arte estaba ahí. Y en Nueva York tuve una profesora increíble, una ilustradora de los años 70 que me incentivó a que perseguir siempre mi propio estilo. Me transmitió la pasión combinar colores y usar diferentes materiales. Viajar siempre es un aprendizaje. Es el estado perfecto para la gestión de ideas.

Una vez dijiste que te gustaría crear el parque de diversiones de Pepita. ¿Qué no le podría faltar a ese parque?

Me gustaría que sea bastante surrealista, pero que también signifique un regreso a la infancia. Algo como Dr. Seuss pero con mi estilo. No podría faltar el tren fantasma “El resumen de la tarjeta” donde te asustan mostrándote resúmenes por todos lados (risas).

La ilustración humorística sobre lo cotidiano se convirtió en una moda de los últimos años. ¿Por qué creés que se dio ese fenómeno?

Creo que se rompieron los cánones clásicos del dibujo. Creo que ahora no importa demasiado la técnica si no qué querés contar con lo que dibujás. Por otro lado, me parece que el dibujo es más sorprendente que la foto, es más fresco.

¿En qué horario te inspirás más para crear?

Soy súper noctambula. Desde que nací tengo sueño durante el día, y recién a las 11 de la noche es como si me enchufaran. Ahora estoy más ordenada con los horarios, pero a las tres de la tarde no funciono demasiado. La noche tiene algo de soledad que me encanta para crear, y me pasa lo mismo con los domingos.

#MeGusta Uhhh hay miles. El que me enseñó todo en esta vida es Matisse. También Stanley kubrick, Walt Disney, Hanna y Barbera, Edward Gorey, Milton Glaser. De los más contemporáneos me gustan mucho David Shrigley, Saymour Chwast, Laure Prouvost, Jean Jullien, los hermanos Woouf.

Anterior post

Kaleidoscope: Bmx y efectos visuales

Siguiente post

Parlantes Transparentes por People Products

Let Abramec

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.