La relación de una mujer con sus rulos es algo más que delicado. Te lo digo yo, la de rulos de toda la vida, que cuando era chiquita eran unos bucles adorables para pasar a ser una melena inmanejable desde la adolescencia hasta el día de hoy. Mis pobre rulos pasaron por todo: cortes dedicados, alisados con formol… fueron largos y cortos, entresacados y abundantes, siempre rebeldes y nunca realmente aceptados. No es mentira cuando te dicen que las mujeres queremos, al menos capilarmente, siempre lo que no podemos tener: las de pelo lacio llovido darían lo que fuera por un poco de movimiento, y las de rulos damos lo que fuera por un poco de control.

«Del amor al odio hay un solo rulo» afirma el nuevo comercial de Elvive Oleo Rizos Definidos, la nueva línea de la marca que nos habla a nosotras, las de rulos, y nos dice que es verdad que nos quedan divinos y que es hora de definirlos más que de ocultarlos o someterlos a mil y un tratamientos para domesticarlos.

 

 

Para lograrlo la marca apunta al poder nutritivo del óleo de Amla, en conjunto con 6 flores preciosas que nutren intensamente las fibras capilares prometiendo rulos más definidos hasta por 48 horas. ¿Lo mejor? gracias a estos ingredientes aseguran que el frizz queda completamente controlado. La línea cuenta con shampoo, acondicionador, una crema para peinar y el siempre excelente óleo extraordinario que brinda la dosis exacta de nutrición para unos rulos extraordinarios, además de suavidad infinita y un brillo excepcional.

Pero… ¿qué otras cosas podemos hacer para ayudar a que los rulos queden más lindos que nunca? bueno, van algunos tips:

 

01

 

1. Decile que no al cepillo de cerdas, y pasate a un peine con dientes anchos. Así, vas a evitar que el pelo se quiebre y se pierda la forma del rulo.

 

02

 

2. Aprovechá para peinarte bajo la ducha, con la ayuda de mucho acondicionador. Peinarte luego de la ducha lo único que logra es separar los rulos y ayudar al frizz.

 

Woman trying to comb her frizzy hair

Woman trying to comb her frizzy hair

 

3. A la hora de peinarlo, arrancá de abajo hacia arriba. Es mucho más fácil desenredar los nudos si arrancás desde el final!

 

04

 

4. Para secarlo, en vez de usar una toalla optá por una remera. A diferencia de las telas livianas, las toallas absorben demasiada agua y humedad del pelo, causando frizz. Además, la suavidad de la tela de la remera va a ayudar a que los rulos queden más suaves y que no se pegoteen.

 

05

 

5. Nunca, pero nunca toques los rulos una vez que estén secos. Solo vas a conseguir más frizz y que el pelo se vuelva nuevamente inmanejable.

Anterior post

Las oficinas de Kinfolk en Copenhagen

Siguiente post

Playas aéreas por Marina Vernicos

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.