Si tenés un dispositivo Apple y recientemente actualizaste su sistema operativo, más precisamente al IOS 8.4, seguramente te habrás llevado una pequeña sorpresa.

No, no es otra aplicación inservible que vas a esconder en una carpeta, como la del Apple Watch (a menos que seas de los pocos privilegiados que cuente con uno).

Se trata de Apple Music, y es con lo que la compañía de la manzanita sale a pelearle a Spotify y los demás gigantes del streaming.

Pero más que a pelearle, a ganarles, porque estuvimos probando esta actualización que de pequeña en realidad no tiene nada, y la verdad es que nos está gustando.

Recordemos que Apple no venía pegándola con la música, casi desde la época en que salió el iPod. Similar a su rival Windows que se empeña en lanzar un buen sistema operativo, seguido de uno malo, seguido de uno bueno, y así sucesivamentete. Apple pifió con el iPod de U2, logró adquirir Beats y vender millones (aunque de un producto que en realidad no se acerca a la calidad que promete), para dar después con un nuevo fracaso de la mano de la banda irlandesa, cuando compartieron su último álbum a todo el mundo a través de iTunes, sin el consentimiento de los usuarios.

3

Integración con iTunes

Pero por ahora, las cosas vienen bien. La primer característica que llama la atención es la integración con tu cuenta de iTunes. Es decir, toda la música que tengas en tu computadora (sea comprada o no), se suma a la app para que puedas escucharla desde cualquier lugar a través de streaming.

Apple ya ofrecía un servicio que hacía esto llamado iTunes Match y que sigue vigente como una prestación independiente de Apple Music (aunque hoy día carecería un poco de sentido). Cuesta US$25 por año.

Esto es muy llamativo para quienes consumimos música activamente, ya que toda esa información almacenada en tu biblioteca personal (listas, reseñas, e incluso el conteo de reproducciones) se traslada automáticamente a la aplicación.

Todo ese tiempo que dedicaste a crear tu gran colección musical no queda perdido en el éter. Y ahí es cuando surge un problema común que detectamos al usar Spotify: te olvidas artistas. Uno, a la hora dar play, usualmente selecciona los últimos temas que quedaron resonando en tu cabeza, los últimos álbumes o tus más populares. Pero, ¿qué hay de ese temita noventoso que la sigue rompiendo? ¿O los remixes y/o bootlegs que al no ser oficiales, no figuran en Spotify? Si están en tu biblioteca de iTunes, están en tu Apple Music.

animation-movie-test2

Personalización

Apple Music ofrece distintas opciones de personalización, tanto alrededor de la música que sumes desde tu iTunes, como a través de búsquedas por géneros o artistas. A su vez, ofrece sugerencias por parte de profesionales de Apple Music en base a tus gustos y reproducciones.

Versus Spotify

El principal desafío de Apple en toda esta aventura, y lo que todos nos preguntamos es ¿cómo va a combatir contra Spotify?

Las respuestas son varias, simples, pero se resumen en una definición: mejorar la experiencia. Apple Music no apuesta tan sólo a por un servicio de streaming de música para competirle a los demás servicios, sino que busca revolucionar el rubro como sí supo hacerlo con la creación del iPod. Como en aquellos tiempos no está proponiendo un nuevo invento, pero si una mejora sustancial a la experiencia del usuario.

Para empezar, es más barato que Spotify (primeros tres meses de prueba gratis, luego US$4,99). Por otro lado, tiene mucho más contenido. No sólo por abarcar música no oficial almacenada en tu computadora como explicamos antes, sino también al tener el aval de un sinfín de artistas como Taylor Swift que supo decirle que no a Spotify al no respetar sus regalías. Pero al hablar de contenido, no nos referimos solamente a la música en sí, sino también a la sumatoria de servicios que incluye como Beats1 Radio y Connect (ya volvemos sobre este punto).

Otra característica que pone a Apple Music por encima de Spotify es la disponibilidad de temas al utilizar el servicio de manera offline. En ambas cuentas pagas, Spotify permite cargar y escuchar de manera offline hasta 3.333 canciones, mientras que AppleMusic 25.000 (y planean aumentar ese número a 100.000 en primavera, cuando llegue el nuevo iOS).

Apple Music Beats 1

Beats1 Radio

Gratis para todos los usuarios de iOS, Beats1 es una radio online que transmitirá música las 24 horas del día y 7 días a la semana, y compuesta en un principio por DJs residentes en Nueva York, Los Ángeles y Londres, como Ebro Darden, Zane Lowe y Julie Adenuga. Seleccionarán música personalmente para alternar con entrevistas a músicos y artistas reconocidos. Además, Apple planea incluir shows con otras celebridades como St. Vincent, Pharrell Williams y Elton John, entre otros.

Apple Music Connect

Connect

Connect vendría a ser la parte social de Apple Music. En vez de conectar con tus amigos y ver quién escucha qué, como en Spotify, Apple Music propone conectar con artistas, pudiendo seguir a través de Connect sus posteos, novedades y escuchar música inédita y nueva antes que nadie. Podría compararse con la diferencia entre Facebook y Twitter: en uno puedo seguirlos aunque es más para compartir con amigos, mientras que en la otra red social puede darse una comunicación más directa y real con los referentes de la música.

A través de Connect, los artistas podrán compartir fotos, vídeos, canciones, y más a los fans que los sigan. Estos últimos no podrán crear sus propios perfiles pero sí comentar sobre lo que compartan los artistas y compartir ellos mismos ese contenido. Por un lado esto resulta atractivo ya que todas estas novedades de nuestros músicos favoritos, que muchas veces se ve dispersada en sus diferentes cuentas (Facebook, Twitter, Instagram, Soundcloud, etc), podrá ser encontrada en un sólo lugar.

2

Uso

Ahora bien, vayamos del dicho al hecho. Mucho de lo que comentamos suena genial, pero como todo producto nuevo, encontramos cosas que nos gustaron, y cosas que no. Algunos puntos negativos fueron que el paso entre un track y otro presenta un pequeño delay de tiempo, y el mismo, tanto como al pausar y volver a reproducir, no se realiza con el sutil efecto de fade-in y fade-out que sí tiene Spotify. Podrá sonar algo quisquilloso, pero es la atención ciertos pequeños detalles que mejoran la experiencia del usuario lo que hizo de Apple la marca que es hoy.

Por otro lado, al crear playlists se suman un par de pasos extras y no es tan fácil de hacer como en sí lo es en su competidor directo. No encontramos la interfaz muy user-friendly por el momento, aunque quizás esto se deba gracias a que veníos acostumbrados de Spotify (y me acuerdo de cómo se me complicó pasar de PC a Mac, pero que hoy día agradezco y considero un camino de ida).

Al menos la interfaz es limpia, prolija y responde a la cultura minimal de Apple en términos de estética. El servicio de Apple Music estará disponible para los usuarios de Android próximamente (también en primavera, se espera).

Sólo nos queda entonces seguir probando el servicio. Compararlo con los demás, probar, jugar y ver si es lo ideal para uno o no. Tal vez seas un productor y solamente quieras tus propios temas en streaming, entonces uses iTunes Match. Otra posibilidad es que no te importe tener la música sino más bien escucharla en el momento, o elegir una playlist hecha para disfrutar en una salida o en el laburo, entonces uses Spotify. O quieras probar una combinación de todas juntas, sumado a la calidad de Apple y le des una chance a Apple Music.

Eso sí, finalmente, toda tu (¿la?) música, estará en un sólo lugar. Ahora resta ver si en verdad, Apple Music sea la solución a todos nuestros problemas.

Anterior post

Pop y Clásico remixados, street art por Owen Dippie

Siguiente post

Along the Way by Mary Kang

Y

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.