Para los fanáticos del color, hace unos meses abrió en San Francisco “Color Factory”, una experiencia Pop-Up que celebra el color y los materiales, con trabajos de artistas como Jacob Dahlgren, Tom Stayte, Geronimo Balloons, Tosha Stimage, Stanton Jones, Andrew Neyer & Andy J. Miller, Carissa Potter, Jessica Hische, Rebecca Wright, Randi Brookman Harris, Leah Rosenberg y Erin Jang.

La muestra es carnada para instagrameros, con instalaciones de cuadrito como 10.000 cintas de colores que cuelgan del techo, una pelotero gigante de pelotas amarillas, una habitación repleta de papel picado y espacios que se pueden pintar con marcadores gigantes.

La admisión es cara, a US$35 por adulto (los chicos de menos de 2 años entran gratis), pero los tickets se agotan rapidísimo, así que debe estar bastante buena. Si querés ir, no dejes de hacer tu reserva en la web.

 

Anterior post

HHHH at IMAX Live

Siguiente post

Soñar es también leer y escribir

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.