La cocina es frecuentemente vista como el corazón de la casa, un lugar donde pasamos la mayor parte del tiempo y siempre buscamos asegurarnos que sea tanto linda como funcional. Preparar la comida es una de las cosas más normales del mundo, y es tal vez por eso que no le prestamos mucha atención a todas las diferentes tareas que realizamos a la hora de cocinar, desde hervir el agua hasta cortar las verduras.

Tomando la inspiración de su abuela de 90 años, el diseñador Dirk Biotto creó ChopChop, una cocina especialmente pensada para personas con movilidad reducida y gente grande, a los que armar un plato de comida les cuesta un poquito más. La mesa respeta un diseño universal con una estética moderna y adaptable y herramientas útiles para ayudar a cocinar en cualquier casa. Construida en madera de aliso, con taninos naturales que ayudan a inhibir la generación de bacterias y gérmenes, y acero, todo está pensado para que cualquiera pueda cocinar.

La mesada puede ser ajustada a diferentes alturas, gracias a una serie de tubos de acero regulables que conforman el esqueleto de la ChopChop. La placa posterior viene perforada y ofrece mucho lugar para poder colgar los diferentes utensilios y que queden al alcance de la mano, con la posibilidad de fijarlos fácilmente a diferentes alturas con bandas de metal que traen ganchos mariposa.

La canilla extensible, común en cocinas profesionales, sirve para lavar y llenar rápidamente cuencos con agua, mientras que el lado inclinado de la pileta hace que sea más fácil deslizar las cacerolas hasta la superficie de trabajo, algo muy útil para los que no pueden levantar o cargar objetos pesados alrededor de la cocina. Dos placas de acero cortado con láser están incluidas con doble función: cubrir la pileta para usarla para secar los platos o como área de almacenamiento adicional.

Hay alimentos que requieren una gran cantidad de fuerza y motricidad fina para prepararse. Por ejemplo, untar un pan con manteca puede ser muy difícil para una persona con movilidad reducida en manos o brazos, ya que no pueden mantener el pan en quieto mientras untan la manteca. Una ranura en la superficie de trabajo se usa para fijar la rebanada de pan y le permite a las personas con limitaciones físicas hacerse un sándwich sin la necesidad de usar productos auxiliares adicionales.

Ralladores fijos con un cajón ubicado por debajo para recolectar las verduras, una rejilla (inspirado en bancos de carpintería) que asegura los ingredientes con pernos de acero para mantenerlos en su lugar mientras se está cortando, incluso un morsa para sujetar y asegurar botellas y frascos para ayudar a abrirlos cuando no pueden usarse las dos manos… todo esto también está considerado en la Chopchop.

 

 

 

Anterior post

Rediseñando el Euro.

Siguiente post

The Rolling Stones by Ron Wood

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.