Un departamento de tan solo 30 metros cuadrados, pensado para un nadador, es la propuesta de la firma PQR en conjunto con Häfele que se puede encontrar en esta edición de Casa FOA Palacio Cabrera. Inspirados en el agua, que ofrece al cuerpo dinamismo, liviandad y fluidez, tomaron estos mismos conceptos para lograr una vivienda moderna, dinámica y fácilmente adaptable a las necesidades de cada momento del día.

Es la funcionalidad la clave del lugar, con piezas como un escritorio que gracias al sistema de herrajes Tavoletto se transforma en cama con un simple movimiento, sin tener que retirar nada de la superficie de trabajo; o el mueble que contiene el televisor, la biblioteca y del que se puede extraer una mesa para comer y un bar.

El departamento se destaca por sus espacios de guardado, presentados como vitrinas iluminadas que ordenan y a su vez exhiben las posesiones del dueño de casa. Gracias a las transparencias de las alacenas y muebles, y el sistema de iluminación que recorre estante por estante, el lugar aparenta ser más grande de lo que sus metros evidencian.

El cielorraso presenta líneas curvas que simulan el movimiento del agua, complementando un uso de materiales y texturas que se repite a través de los espacios, dando continuidad a una sensación de fluir a través del recorrido del espacio. Sobre el sillón, el cuadro “Rio de la Plata” de Patrick Glascher le pone un acento necesario al lugar.

 

Anterior post

Rediseño del adidas Concept Store No74 en Berlin

Siguiente post

#FlaneurMeet: @ManuBenegas

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.