¿Podrías dedicarle más de 50 años a un proyecto?

Esta es la historia de Justo Gallego, un español que desde 1963 construye con sus manos y muy poca ayuda una catedral en las afueras de Madrid. El mini documental filmado por Great Big Story nos cuenta un poco de la historia de este abuelo de más de 90 años, que impulsado por su fé y desoyendo a sus vecinos, que lo tildaron de loco, pasó los últimos 50 años levantando ladrillos.

“Es imposible que yo termine la catedral en vida” confiesa Justo, pero está convencido que la fe moverá a algún otro a encargarse de finalizar este proyecto que soñó durante más de media década, y en el que espera algún día poder ser enterrado.

 

 

 

 

Anterior post

La fascinación por los rubios platinados

Siguiente post

El álbum de figuritas del Mundial Cool: Panini x Colette x Coca-Cola

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.