El artista español Pejac (previamente) anduvo por las calles de la gran manzana para realizar dos obras nuevas con una inspiración muy natural. Es la primera vez que las paredes de New York se encuentran con su obra, una mezcla entre stencil e intervención trompe l’oeil, que hacen que diferentes elementos de integren de forma orgánica con el entorno.

Working in to deep #Pejac #Brooklyn #newyorkcity

A post shared by Pejac (@pejac_art) on

Fossil es la primera obra, ubicada en Bushwick, Brooklyn. Usando una plantilla del tamaño de un ladrillo, Pejac pintó cuidadosamente sombras en una pared para generar la ilusión de que los ladrillos avanzan o retroceden sobre el muro, en una suerte de grilla pixelada que crea una figura de un árbol. Tomando una estructura robusta y un elemento urbano familiar como base, Fossil propone un hipotético futuro fatal en el que el único recuerdo de la naturaleza es la apariencia fosilizada de un árbol en una pared.

Inner Strength se ubica en la cortina de un negocio en Chinatown. Está completamente pintada a mano, representando una rama de cerezo que atraviesa el portón y está rodeada de golondrinas volando. Es una pieza de empoderamiento que retrata otro futuro hipotético en el que la naturaleza rompe las barreras impuestas por la mano del hombre, recuperando el terreno perdido a lo largo del camino.

Para los que estén en la ciudad, Fossil se encuentra en 27 Scott Avenue en Brooklyn (aunque lamentablemente ya fue vandalizada), e Inner Strength se puede encontrar en 2 Henry Street en Manhattan.

 

Anterior post

Pabellon de Cristal en el desierto

Siguiente post

'Polifonías del Arte' en Nordelta

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.