No es novedad que la mayoría de las piezas de Bansky buscan trascender las paredes con mensajes socialmente impactantes. A 5 años de su residencia en New York, dos nuevas piezas surgieron en las calles de la gran manzana buscando generar conciencia sobre el caso de la artista y periodista Zehra Doğan, que actualmente se encuentra cumpliendo una sentencia de casi tres años en una prisión turca por la creación de una única pintura.

 

 

Ubicado en el famoso espacio en la esquina de Houston y Bowery, en Manhattan, la pieza creada en colaboración entre Bansky y el artista callejero Borf muestra una serie de líneas, como las que van tachando los presos para contar los días que les faltan para salir de la cárcel, que a su vez se convierten en los barrotes que encierran el retrato de Doğan, con una de esas barras también convertida en lápiz.

 

 

Doğan, que también trabajó como reportera para la ya inexistente agencia de noticias Dicle, creó la pintura en 2016. Una imagen que parte de una foto y representa las operaciones llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad turcas contra el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). En ella se muestran edificios reducidos a escombros, columnas de humo y camiones militares reunidos, todo parte de un esfuerzo de varios años en las ciudades y pueblos del sudeste de Turquía para eliminar a los militantes del PKK.

Lo que la condenó fue, aparentemente, haber incluido las banderas turcas en su pieza, algo que llamativamente igual aparece en la foto. Con esto, la artista es probablemente una de las únicas que se encuentra privada de su libertad por haber realizado una obra de arte.

 

Anterior post

Ricardo Dominguez Alcaraz: Icon

Siguiente post

Maquetas hiperrealistas por Félix Hernandez

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.