Un Picasso de los muros, el artista callejero Miguel Ángel Belinchón Bujes, aka. Belin, mezcla el cubismo con un realismo fotográfico para generar piezas que unen dos universos completamente opuestos de forma cautivante.

No dejen de seguirlo en Instagram para no perderle pisada.

 

 

Anterior post

Concrete, por Sebastian Weiss

Siguiente post

Café Aubette, por Theo Van Doesburg

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.