«Stud Free Pub»: El Documental

«Stud Free Pub»: El Documental

El documental sobre el mítico reducto porteño también funciona como una rica crónica del under de los 80, aquel que encontró a los Redondos, Soda y Sumo, entre otros, en estado de gracia. Se podrá ver este jueves en forma gratuita

Stud Free Pub (Una buena historia), dirigido por Ariel «Topo» Raiman, se podrá ver este jueves a las 22, gratis, por streaming. Rescata a través de imágenes y testimonios la esencia de un local que marcó una época y vio pasar a muchas de las mejores bandas de los más diversos estilos. 

No hay un músico que haya sido relevante para el rock nacional de los 80 que no haya conocido los camarines del Stud Free Pub, y la prueba está en el material de archivo de este documental, que incluye perlas como el casamiento del legendario periodista y poeta Pipo Lernoud en el bar, al que fueron todos. El cariño que la contracultura porteña le tenía a este boliche atípico es tal que, 30 años después, los protagonistas no solo acceden a contar la historia en una suerte de biografía coral (además de los tres socios del Stud, desfilan Ricardo Mollo y Pipo Cipolatti, integrantes de Los Fabulosos Cadillacs y Los Pericos, Roberto Pettinato, Charly García y más), sino que se divierten tratando de recordar anécdotas más o menos disparatadas y fundacionales de una época en la que la única manera de tener una experiencia era salir a la calle.

Junto con Café Einstein, primero, y poco más tarde Cemento y El Parakultural, el Stud terminó de darle forma a una estética del under. ¿Cuáles eran esos principios?

Se encaraba la música de otra manera. Todos queríamos sonar bien, y en esos lugares se podía. Había un respeto por las bandas, te trataban bien, por más que fueras under. Estaban los consagrados, y empezaron a surgir grupos chicos que terminaron siendo bandas re grosas. Ibas a ver a unos tales Soda Stereo, que sonaban tremendo. Era raro ver a una banda que no sonara bien, las bandas tenían que tocar de verdad, porque no había tanta posibilidad de corregir errores. Hoy, no tienen por qué ser buenos; es más, alguien que no es músico puede terminar siéndolo. En esa época solamente eras músico si sabías tocar y sonar bien. La gente que todavía no tocaba bien, que estaba aprendiendo, no se presentaba.

Ariel Topo Rainman, para Pagina 12. (link)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

También puede interesarte...

Vuelve al inicio