En 2011, Tomiyasu Hayahisa comenzó a fotografiar una mesa de ping pong ubicada en un campo deportivo público frente a su dormitorio en Leipzig, Alemania, para una serie titulada TTP. 

La primera vez que notó su existencia fue por la culpa de un zorro de cola blanca que se acostó cerca de las patas de la mesa, y, esperando varios días a que el animal volviera, empezó a fotografiar otras formas de vida que se congregaban o tomaban una pausa cerca del juego. Es así como, en vez de encontrarse con el zorro, capturó familias, amigos de fiesta, o hasta solitarios soñadores que usaban la mesa como banco o cama.

 

Anterior post

Rumbo al Salone de Mobile 2018 - One to One Collection

Siguiente post

Todo Sobre Las Semifinales Argentinas de Red Bull Batalla de los Gallos 2018

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.