¿Las máquinas sueñan? Sí, y Google nos muestra qué y cómo

No, no estamos hablando de los objetivos de los CEOs y líderes de la compañía erigida alrededor del buscador. No.

Se trata de algo más profundo, y tal vez escalofriante. Son los “sueños” y “pensamientos” de las máquinas de Google, como resultado de su aprendizaje y desarrollo en reconocimiento de imágenes.

Las siguientes fueron generadas por las Redes Neurales Artificiales del buscador, al ser programadas para generar sus propias imágenes en base a la información almacenada en millones de imágenes. El sistema suele nutrirse de las etiquetas en las imágenes para reconocer patrones, pero ahora van más allá al aprender a reconocer estas imágenes sin etiquetas. Algo similar a lo que usa Facebook al reconocer las caras de nuestros amigos en las fotos que subimos.

Desde Google llevaron acabo este nuevo experimento que permitió que las computadoras hicieran libre asociación. Y cuando a esa libre asociación se le ordenó reforzar esas asociaciones a través de bucles de retroalimentación, el resultado fue dejarnos con una serie de imágenes psicodélicas  y a la vez perturbantes.

La siguiente imagen sería un ejemplo de imágenes generadas con bajos niveles de retroalimentación, cuando reconocen sólo lo básico como formas y figuras sin ir más allá en cuanto a rasgos característicos:

1

Pero cuando la retroalimentación y el análisis de las máquinas van en aumento, las imágenes se vuelven cada vez más complejas:

2

¿Una nueva forma de arte? Sólo esperamos que no sueñen con las películas de Terminator e intenten conquistar el mundo.

Anterior post

Fashion Weeks: Tendencias de Pelo Primavera Verano 2016

Siguiente post

Disco de Martes: "Tobogán Andaluz" by Tobogán Andaluz

Y

1 Comentario

  1. […] El machine learning o aprendizaje de máquinas es uno de los tantos procesos que pueden diseñarse mediante algoritmos y este ha permitido que las inteligencias artificiales puedan aprender por sí mismas. No extrañe que los algoritmos y la inteligencia artificial se han convertido en el objeto de los temores y fantasías de mucha gente y con razón: una IA de Facebook desarrolló su propio lenguaje y una de Google, a la que se trató de “enseñar” a reconocer y asociar imágenes sin etiquetas que las describan, empezó a generar algunas visiones bastante perturbadoras. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.