Los que nos siguen en Instagram ya estarán al tanto de nuestro paseo por Covent Garden hace un par de días. ¿El motivo? chequear la nueva instalación del artista francés Charles Pétillon, que conocimos hace un tiempo gracias a su serie Invasions, y que como continuación de este trabajo montó 100.000 globos blancos de helio en el mercado inglés, creando una suerte de nube surreal.

La creación, titulada “Heartbeat”, es una estructura de 54 metros de largo que queda suspendida en el techo de vidrio y acero del edificio, y que aprovecha los halos de luz para lograr una iluminación natural.

 

Anterior post

5 Preguntas a Pablo Frezza

Siguiente post

Comé Algo Rico: Tarta orgánica de Puerros

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.