EntrevistasMúsica

AVG Interviews #1: Cape [Savor/Abstrack Future]

Entrevista a uno de los creadores de Savor Music

Fernando Capeletti aka CAPE es parte de una camada de DJs rosarinos que han revolucionado la escena electrónica argentina. Dueño de Savor Music junto a Jorge Savoretti, y luego de otros tres proyectos, ha realizado un aporte gigante a la música en vinilo. Conversamos con él sobre sus inicios, sus sellos, su gira por EEUU y su mudanza a Berlín en los próximos meses

¿Cuáles fueron tus primeros acercamientos a la música electrónica?

Mi primer acercamiento fue gracias a mis 2 hermanos. Tengo un hermano 10 años más grande y cuando era chico escuchaba un programa de radio que se llamaba Nonstop, la cortina era el track de Kraftwerk, y yo me sumaba a escuchar con él. Esas fueron las primeras veces que escuché Inner City, Underworld, Eric Morillo, Armand Van Helden, Depeche Mode, y otros artistas de ese momento. Para mí era una novedad, mis amigos en esa época escuchaban otro tipo de cosas. Después mi otro hermano también estuvo relacionado con la profesión de Disc Jockey, y a los 10 o 11 años iba con él a comprarme mis primeros CDs. En ese momento ya estaban los regrabados, que poníamos las canciones que escuchábamos en la radio y jugábamos a mezclarlos. Con el tiempo Franco Cinelli apareció en ese programa de radio, y ahí lo escuché por primera vez hablar, sin conocerlo personalmente. Uno de mis hermanos iba a verlo pinchar y me contaba todo lo que pasaba en las fiestas. 

Y a la hora de producir y pasar música… ¿Cómo surgieron esos primeros contactos?

Yo siempre en mi casa jugaba, tuve la suerte de tener Internet desde muy chico, al principio tenia un crack para abrir dos Winamp y los mezclaba. Con el paso del tiempo usaba programas virtuales para mezclar. Y así empecé a buscar música por Napster. Buscaba un artista, me aparecía que tocaba con otro, entonces me bajaba todo lo que veía del otro, y así iba recolectando música. En el año 2005 Jorge me instaló el Logic 5 y arranqué a producir. En ese momento pasaba algo muy lindo, se juntaban Franco Cinelli, Jorge Savoretti, Andres Zacco y otros amigos más que después algunos no se dedicaron de lleno a esto, en una habitación a producir. Todos acompañaban, había mucho respeto y estaba buenísimo. Después empecé a salir con la hermana de Nico Purman, y a tener mucha relación con él. De hecho aprendí a usar las bandejas en su casa, y me enseñó mucho. Tuve la suerte de que los chicos me metieron adentro de su grupo cuando notaron que me quería dedicar a la música. Me costó el lugar obviamente porque era una cuestión de mucho respeto, y en ese momento no había las facilidades que hay hoy para conectarse a través de redes sociales.

Se puede decir que la escena rosarina es de las más consolidadas a nivel sonido y relaciones, ¿Qué tipo de relación tenés con los otros integrantes de la escena?

Jorge me ayudó mucho en toda mi carrera, Andrés y Franco también. La verdad es que los tres en su medida me han ayudado un montón. Al principio uno no se da cuenta de esas cosas, pero cuando uno piensa detenidamente se da cuenta, y más con Jorge que fue super generoso conmigo. Nombro a los tres porque la verdad es muy difícil nombrar a uno y no a los tres juntos, porque por ejemplo si Andrés no le mostraba los tracks a Paulo yo no hubiese editado por Airdrop y si eso no pasaba no hubiera existido Savor, al menos no como es hoy.

Hablando de Savor, contános cómo surgió la idea de crear el sello…

Lo de crear el sello fue una cosa rara. Con Jorge entablamos una gran amistad y nos llevamos bien muy rápido. Él estaba en la música hace muchos años, ya era DJ cuando nos conocimos. De pronto un día empiezo a hacer música y le muestro la música a Andrés Zacco, y por él le llegan los tracks al dueño de Airdrop y ahí saqué dos discos en digital. Hablando con Paulo le comenté que quería hacer un label y me dijo «yo te voy a ayudar». En ese momento era muy difícil y todos los sellos se estaban fundiendo, porque era época del “boom” de Serato, Traktor y Beatport. Tuvimos un arreglo que era bastante bueno y Jorge conocía muchos artistas porque ya había viajado a Europa. Como él conocía a los chicos de Esperanza, se dió la posibilidad de que él busque artistas y, como yo había conseguido este contacto, nos juntamos y creamos Savor Music.

Desde el comienzo a la actualidad, ¿Qué cosas cambiaron a la hora de llevar adelante el sello?

Con respecto a la manera de elegir la música, creo que fuimos haciendo lo que pudimos y en cierto modo nos costó entender la magnitud que tenían las cosas. Pero si yo miro el catálogo, la música, creo que Savor es un label que generó una identidad propia. También ambos fuimos madurando en nuestra vida profesional, hemos adquirido experiencia y de alguna manera eso se vuelca en el sello. ¿Qué hacemos que no hacíamos antes? Quizás nos volvíamos locos porque había un montón de música que estaba buenísima y no queríamos perder la posibilidad de editarla. Hoy por hoy esperamos que las cosas sucedan orgánicamente. Cuando estamos buscando algo sabemos que llega. Con el correr del tiempo también uno va cambiando el hecho de elegir hacer cosas con personas que uno conoce humanamente, que a veces no se tiene muy en cuenta, pero después notás que la conexión humana es fundamental. Si bien no mezclo la faceta artística, admiro la obra en sí, a la hora de trabajar es súper importante encontrarte con una persona con la que humanamente tenés feeling.

¿Qué podes contarnos del futuro cercano de Savor?

Pronto se viene el álbum de Alexis Cabrera, que tenemos un montón de expectativa. Por la dimensión que tiene el álbum musicalmente, y porque personalmente creo que es uno de los mejores trabajos de Alexis como productor.  Por el espectro musical que tiene, por la variedad, por la musicalidad, por el background, por el tinte futurista y porque tiene actualidad. Tampoco es un álbum casado con el presente ni la moda, tiene de todo. Estoy más ansioso yo que Alexis jaja. También estamos armando un disco split con Tade Kop y Bok.p, unos chicos de Uruguay. También otro de Ema Remedi y un disco de Jorge.

De Savor surge también Rovas, que es un juego con el nombre del sello. ¿Qué función cumple este nuevo label?

Rovas fue una idea mía, resultado de cosas que nos venían pasando. La verdad que nosotros en un momento hacíamos ediciones en digital, y decidimos no hacer más digitales porque había una revalorización fuerte del vinilo en el 2015. Decidimos empezar con Rovas para darle un lugar a artistas más jóvenes que no tengan tanto rodaje y usar esa plataforma para poder ayudarlos. También para sacar música fresca, más novedosa. Es un Sub-label de Savor, y la música la escuchamos los dos, pero yo soy quien está llevando adelante el sello. Siempre llegamos a una instancia de consulta mutua, podemos diferir en puntos complejos pero de alguna manera siempre logramos ponernos de acuerdo.

Y hablando de música más fresca o actual, hace poco lanzaste tu proyecto “Abstrack Future”, ¿Qué podes contarnos de eso?

Abstrack Future surge ante una necesidad. Vengo de escuchar techno y electro desde hace mucho tiempo, de hecho yo hacía fiestas cuando era joven y arrancaban un dj de electro y un dj de drum & bass. Así empezaban jaja. Tuve esa necesidad porque es la música con la que estoy teniendo más afinidad o más cercanía, y no quería que salga bajo el nombre de Cape directamente. La idea del proyecto es que sea una plataforma donde los artistas editen como “Abstrack Future”, el concepto por encima de las personas que participan. Si bien no hay problema que se sepan los nombres, la idea es que el concepto sea de una solidez que abarque todo el label. La persona que quiera saber quién produjo el disco va a tener que buscar y preguntar, pero si no sabe, será la música la que lo va a atrapar. Ya tenemos programado el segundo ep, unos tracks increíbles de RULO, el chico uruguayo que salió en el Rovas 002.

Hay un cuarto label que llevan con Jorge desde el 2016 y es Aurea. ¿Qué podes contarnos del proyecto?

Aurea nace en un viaje con Jorge a Europa, con la idea de no modificar Savor y tener otro label, una plataforma distinta con otra música, donde seamos en más abiertos a otros géneros. Poder tener el espacio para tomar riesgos que en Savor no queríamos tomar. La idea del label es que todos los discos sean various artists, y que los tracks tengan una relación entre sí. Hay un concepto detrás de cada disco, una relación temporal y todo tiene cierta armonía. Discos compactos en el sentido de la información. El próximo disco va a estar buenísimo, es súper actual y quiero darle un lugar importante. Tiene un track de Tade, uno de Rulo, otro de un chico que se llama Mejía de Mexico, y un track de Esteff. Siempre hay un track disparador, y después buscamos los que acompañan esa idea.

Pronto te irás a vivir a Berlin, a desarollar tu carrera allá. ¿Por qué tomaste esa decisión?

Estoy postulando para una visa, la cual espero con ansias que salga. La cosa surge porque hace muchos años que voy, y ya tengo cierto circuito armado. Europa es un lugar especial para la carrera de un dj, y también está atado a mis proyectos personales. No es una sola cosa por la que elijo irme. Para mí Argentina tiene un techo y creo ese techo creo que se puede romper estando allá. Nunca trabajé en ninguna de las agencias mas consolidadas de acá y todo lo hice casi siempre fue desde la autogestión. Recién ahora entre a una agencia que maneja mis bookings de manera word wide. Lo que busco en este momento, y en realidad es un objetivo que alguna vez me puse, es dar todo por esta profesión. El lugar donde creo que puedo crecer artísticamente y fomentar mi búsqueda y mi crecimiento es en Berlín. No sé cuántos años me voy a quedar en caso que la visa se apruebe, sera un panorama a explorar, es una experiencia que quiero vivir.

Son oportunidades que aparecen en la vida, y la vida hay que vivirla…

Empecé a darme cuenta de las cosas que nos van pasando, y que por la vorágine del día a día y el estar súper compenetrado en lo que está haciendo, nunca tenemos el freno de decir «che está pasando esto y está buenísimo». Me perdí de disfrutar muchas cosas por pensar siempre en que sigue, y no lo que pasa en ese momento. Creo que tiene que ver en mi caso por una cuestión de maduración personal, me ha costado entender ese tipo de cosas, y ahora con el paso del tiempo me fui estabilizando emocionalmente y creo que estoy logrando disfrutar los momentos como se merecen.

Otra oportunidad que surgió fue tu gira por Estados Unidos. ¿Cómo nació la idea y cuál fue el resultado?

Surgió porque a principio de año, estando de gira en una fiesta, conecto con un chico, que estuvo toda la noche bailando y dándolo todo. Resulto ser el dueño de Blacktone, que es una fiesta que llevó a artistas como Raresh, Praslea, tINI y luego este año sumó a Lamache, Gianmarco Orsini, entre otros. Luego de divertirnos mucho me contactó y me me dijo «me encantaría que vengas con tu música a Austin, que es algo que no se escucha tanto y es otro sonido». Y así empezamos a programar el tour. Un chico en Nueva York, con el que siempre me escribía, me puso en contacto con Mario Polanco y así surgio lo de Bushwick Av. También por medio de Paula Macaggi, con quien entable una gran relación, pude contactarme con los chicos de Sunday Soirée en T.B.A., y en medio de todo eso, me contactaron los chicos de Texture Summit (San Francisco) y concretamos una fecha para el Phonobar, un club donde pinchan djs tremendos como: Mayan Nidaan, Brett Jonson o Bill Patrick. El tour fue un éxito pero también fue muy positivo en cuanto a la distribución de los sellos. Logramos hacer un partnership con Halcyon, también pudimos dejar vinilos en Human Head y poder entablar otros lazos con otras distribuidoras y disquerías para el futuro. Pasaron cosas hermosas, entre ellas comprar maravillosos discos.


Avant Garten es un espacio de encuentro donde apoyamos a la cultura electrónica independiente, de nicho, culturas alternativas, visuales e interactivas. Pretendemos descifrar sonidos innovadores pasados, presentes y futuros reuniendo artistas con larga trayectoria y nuevos talentos de la música de vanguardia. Reunimos personas de escenas locales e internacionales, que aman y comparten el espíritu donde la música de alta calidad, sus ejecutores y la audiencia son los protagonistas.

Anterior post

'The Board': un skate que se transforma en un círculo compacto

Siguiente post

adidas Ozweego x Mundo Flaneur

Manuel Oubiña

Más ser que parecer.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.