En un mundo cada vez más impulsado por las dos ruedas, el diseño innovador siempre está presente. Es así que el carpintero holandés, Paul Timmer diseño y armó esta fluida bicicleta en madera de fresno.

En el paraíso ciclista, Amsterdam, se pueden ver muchas creaciones imaginativas en cuanto a la bicicleta, y esta es sin duda una de ellas. Entre varios aspectos, lo que marca la diferencia con otras bicicletas de madera, es que las partes que no pueden ser de madera, fueron diseñadas por él, e impresas en aluminio por medio de impresoras 3D. De esta forma se aseguró de que todo se mimetice con el diseño, y sea tal cual él pretendía que sea.

Paul explica que la mayor ventaja de la bicicleta de madera, es el confort ya que absorbe la mayoría de las vibraciones de andar. También, confiado en su trabajo, dice que las bicicletas de madera pueden ser igualmente fuerte (o más) que las de metal, siempre y cuando su diseño sea aún mejor que el de estas. Por último, en vez de usar una clásica cadena de eslabones, la bici tiene una correa. La ventaja, no necesita grasa, lo que podría ensuciar el cuadro, rompiendo su perfecta estética.

Anterior post

Las Bicicletas de Mart

Siguiente post

Nobody is there by Carlo Pedretti

Jota.

Todo es una interpretación subjetiva. Consensuemos.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.