Gourmet

Comé algo rico: Pastafrola de membrillo

Prometo que es la última semana por un tiempo que les dejo una receta dulce, pero esta es otra de las que vienen reclamando hace rato. Ideal para la hora de los mates, y otra que no toma mucho tiempo de preparación, armamos esta pastafrola con una receta que también encontramos en internet pero le dimos nuestro toque propio.

Van a ver que la pasa es menos arenosa que lo que se acostumbra, personalmente creo que queda un poco más liviana de esta forma. Como siempre, la prueban y me cuentan… ¿vamos con la receta?

 

Pastafrola de membrillo 02

 

Pastafrola de Membrillo

INGREDIENTES (12 porciones)

• 1 huevo
• 2 yemas
• 400 gramos de harina leudante (yo siempre usé Blancaflor)
• 200 gramos de manteca
• 7 cucharadas de azúcar
• 500 gramos de membrillo
• un chorrito de crema de leche

VAS A NECESITAR…

• 1 bowl grande para mezclar todos los ingredientes
• 1 bowl chico para separar claras de yemas
• 1 palo de amasar
• 1 cacerola para derretir el membrillo
• 1 molde de tarta desmontable número 3 (tiene mas o menos 20 centímetros de diámetro)

PREPARACIÓN

• Dejá la manteca afuera de la heladera derritiéndose hasta llegar a punto pomada, que es la consistencia de una plasticola.

• En un bowl grande mezclá la harina con el azúcar, e incorporale la manteca con mas manos, deshaciéndola hasta que quede toda la mezcla uniforme con la consistencia de una arena gruesa.

• Una vez que esté todo parejo, incorporale el huevo, las yemas y el chorrito de crema de leche.

• Mezclá bien (todo con las manos, ¡a aguantarse el engrudo!) hasta lograr una masa parejita, con consistencia firme pero no pegajosa, que la puedas amasar con el palo sin que se quede pegada.

• Estirá la masa con las manos haciendo una base de un centímetro en la tartera. ¡No te olvides de los bordes! Dejá un resto para hacer después el enrejado en la parte de arriba. Mientras tanto, andá precalentando el horno a 150°C.

• En una cacerola poné el membrillo con un poco de agua y calentalo hasta que se derrita, mezclando con una cuchara de a ratos para que no se pegue en el fondo. En cuanto no te queden grumos grandes, volcalo encima de la masa en la tartera.

• Con un palo de amasar, estirá la masa hasta que quede de 1 centímetro de espesor aproximadamente. Cortá tiritas finas y armá un enrejado por encima del membrillo. Listo, ¡al horno!

• Dejalo en el horno durante 30 minutos, cuando la saques la masa debería estar doradita.

• Sacalo y dejalo enfriar para cortar.

¡A compartir!

 

Anterior post

Nido, tejidos artesanales

Siguiente post

New York abandonado por Will Ellis

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.