Antes de que se vaya el invierno y el frío y las ganas de acurrucarse con una mantita frente al hogar, o estufa, o fuente de calor más cercana, no podíamos dejar de volver a compartir una rica sopa.

Esta receta es escpecial. Un poco más compleja que la sopa de calabaza y zanahorias que les compartíamos al principio de la temporada, vale tanto la pena hacerla que nos aguantamos un par de semanas más de frío. ¿Vamos con la receta?

 

Sopa de Arvejas con Chips de Remolacha-07

Sopa de arvejas y chips de remolacha

*40 minutos*

(Por Itsvan, fotos de Sofi Garay, con vajilla de Paul French Gallery,
producción de Mundo Flaneur)

 

INGREDIENTES (comen 4)

• 500 gramos de arvejas (es importantísimo que sean naturales, no de lata. Sino la receta no funciona)
• 2 remolachas
• 1 cebolla
• 150 gramos de queso Mozzarella
• 2 dientes de ajo
• 2 litros y ½ de caldo de verduras
• Aceite de oliva o girasol
• Cilantro
• Curry
• Pimienta
• Sal
• Pan para acompañar

 

VAS A NECESITAR…

• cuchillos
• una sartén
• una mandolina
• Una olla para hacer la sopa
• Una olla para freír la remolacha
• Una bandeja para horno
• Una licuadora

 

Sopa de Arvejas con Chips de Remolacha-02

 

PREPARACIÓN

 

Precalentá el horno a 180°C Lavá y secá las verduras, y arrancá a preparar el caldo. Podés usar caldos deshidratados o hacerlo como te lo mostrábamos en nuestra receta de sopa de calabaza.

Con una mandolina, cortá la remolacha en rodajas finas y reservala. Pelá el ajo, la cebolla y cortalos en cuartos. Al ajo, reservalo en aceite para que no se oxide. Cortá el cilantro y, también, reservalo.

Agregale un chorrito de aceite de oliva a la bandeja para horno y colocá las arvejas, la cebolla y el ajo. Llevalos al horno durante 15 a 20 minutos, hasta que veas que las verduras están doradas. Una vez que estén listas, retiralas y llevalas a una licuadora con el caldo. Agregale sal, pimienta y curry (a gusto). Volvé a colocar la sopa ya licuada en la olla y dejala calentándose a fuego bajo.

Secá bien la olla donde vas a poner a calentar el aceite para evitar accidentes, colocá la cantidad necesaria como para sumergir las rodajas de remolacha y que se cocinen de forma pareja, y llevalo 180°C para freir. Una forma de saber si el aceite está a la temperatura adecuada es introduciendo un pedacito de verdura. Si al entrar en contacto con el aceite se generan burbujas rápidamente y suben a la superficie, quiere decir que ya el aceite está en su punto para freír. Si tenés uno a mano, usá un termómetro para calcular la temperatura del aceite, que para freir es entre 160 y 180 grados centígrados.

Asegurate de que los chips de remolacha estén secos antes de llevarlos al aceite, y freílos.

Para emplatar serví la sopa, agregandole cubos de queso mozarella, el cilantro y los chips de remolacha. ¡No te olvides del pan! ¡y voilá!

 

 

 

PAUL French Gallery www.pauldeco.com
Gorriti 4865 – Palermo // Lunes a sábados de 11 a 20
PAUL Beach House 
Ruta 10 esquina Los Romances – Punta del Este // Viernes a lunes de 11 a 19

 

Anterior post

Shipping Container Terminal por Potash Architects

Siguiente post

Dinámica presenta SuperHábit del colectivo FLUO

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.