Moda

Dior Haute Couture – SS 2013

 

Flores, flores y más flores. Raf Simons presentó su visión para la colección Haute Couture SS 2013 de Dior, y queda clarísimo que su obsesión con las flores no decayó ni un poquito. Hace ya tres temporadas que el nuevo director creativo de la marca francesa presenta sus colecciones (esta es su segunda versión para Alta Costura) y la evolución en las propuestas (y continuidad de las estampas florales) es más que evidente.

«La colección refleja el paso del tiempo de la temporada, comenzando como los signos de la vida naciente» sostenían las notas de la colección. » Las siluetas siguen un flujo, aparentemente encontrando sus formas de manera natural, y sin embargo todas expertamente controladas y cuidadas».

En un Jardin des Tuileries inventado, como una progresión natural de los alrededores de la carpa, las modelos con pixie cuts y labios brillantes caminaron suavemente por la pasarela con looks que dejaron sin aliento a más de uno. El maridaje entre la estética limpia y minimalista que caracteriza a Raf, y la exhuberancia que venía siendo parte del mundo Dior llega con esta colección a un balance perfecto. Prendas de buen corte y calce (los trajes son impecables) se mezclan con pequeños detalles de una sutileza infinita, que llevan el todo a un plano mas elevado.

La paleta se debatió entre pasteles con ligeros toques de color más intensos, entre los que ya volvemos a ver ese amarillo del que el diseñador claramente no quiere despegarse y el rojo anaranjado que pisó fuerte en las alfombras rojas de la mano de Marion Cotillard y Jennifer Lawrence.

Las faldas con peplum y formas exageradas en las caderas siguen estando presentes, con una influencia tal vez más sesentosa. Esos pantalones que supieron acompañar a los vestidos de la temporada AW 2012, se transofrmaron en medias de colores, que integradas con los zapatos generaron un recorrido un tanto extraño. Será que el diseñador no quiere perder un centímetro de piel para vestir (las mangas bordadas en ciertos looks también podrían no haber estado), pero el amor que vierte Raf Simons en sus colecciones es evidente.

 

Anterior post

Google Birdhouse

Siguiente post

Etchings by Valdas Misevicius

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.