Enseñar Word en una pizarrón, dibujando cada función con tiza, esta es la tarea difícil de Owura Kwadwou, un maestro en una escuela rural en Ghana. Un método sorprendentemente creativo e improvisado, creado para dar a sus estudiantes una idea de lo que encontrarían el día que les toque estar enfrente a una computadora. Mientras que las escuelas en las grandes ciudades de Ghana están equipadas con computadoras, este no es el caso de las escuelas en áreas remotas del país.

Triste y entretenida, esta asombrosa clase de informática se volvió viral, y la motivación de Owura Kwadwou logró que mucha gente hiciera donaciones de computadoras, laptops o proyectores de video.

 

Anterior post

Reseña a Martín Rejtman: Ahí donde no miramos

Siguiente post

10 museos modernistas para visitar

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.