Si en la Unión Europea estuvieran considerando cambiar la estética de su moneda, sin duda deberían consultar el trabajo de Barbara Bernat, una ya consagrada diseñadora gráfica húngara. Para su trabajo final, diseñó una serie de billetes euro, con un alto nivel de genialidad.

Respetando todas las medidas y normas preestablecidas ya, se focalizó en cambiar el arte. En vez de edificios, puentes y otros, estos euros tienen animales nativos de un lado, y una especie de planta relacionada, del otro lado. Cuidando hasta los mayores estándares de seguridad, tienen reacción a rayos ultravioletas, dejando ver el esqueleto del animal.

Un increíble trabajo, y acá se los compartimos:

 

 

Anterior post

5 Preguntas a PARBO

Siguiente post

Con Chopchop cocinamos todos

Jota.

Todo es una interpretación subjetiva. Consensuemos.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.