Moda

Dubié Primavera Verano 2014

Dubie SS2014 01

 

Superlativo, Dubié sabe como hacernos arrancar la primavera con una sonrisa. Luego de dos temporadas sentando las bases de una marca que se hace fuerte en su impecable sastrería, las mejores telas y una estética moderna y minimalista, planteando una nueva forma de ver los básicos, la diseñadora Agustina Dubié nos trae una colección que nace de influencias de los noventas y exalta como nunca la figura de la mujer.

El verano de la marca es más relajado, y se nota en los cortes y en la complejidad de las piezas la intención de la diseñadora de experimentar y divertirse con una propuesta que hallamos mucho menos estructurada que las colecciones anteriores. Cálida, elegante, descontracturada y muy veraniega a pesar de las mangas largas o los pantalones. Tiene personalidad propia.

Las influencias son un tanto diferentes en lo conceptual, pero absolutamente armónicas en la ejecución. La primera viene del hip hop, que se traduce en pantalones con tiro muy bajo y amplio, o mangas largas por demás que obligan a usar buzos y camisas arremangados. La segunda parte del Western y se refleja tanto en la construcción del calzado, que remite morfológicamente a las botas texanas, como en tapados, tops, camisas y pantalones de lino que se tiñen en tonos azules profundos, se rompen y se desgastan para crear una versión elegante del denim. «Mi detalle es el roto» asegura Agustina, que en lugar de aplicar encajes, bordar o intervenir con piedras eligió crear nuevas texturas a partir de roturas, una constante desde los inicios de la marca que se presenta como el recurso más fuerte de la temporada. Terminaciones al corte, prendas deshilachadas, agujeros, tajos y telas desgarradas, todo vale.

Salvo algunas piezas, casi la totalidad de la colección está hecha en lino bajo diferentes tratamientos, una tela nueva para la marca que permite jugar con la intención de la diseñadora de que la arruga natural del género cree una textura única en cada prenda. Acompañan, como siempre, las sedas y el cuero, todo en una paleta neutral con el blanco, el negro y el azul como constantes y el celeste como acento.

La novedad está en las estampas. Casi como un preámbulo nos encontramos con ciertas piezas a rayas, en blanco y negro o azul y crudo, uno de los colores que se incorpora a esta paleta estival buscando darle calidez a la colección, con diferentes anchos y tramas. Pero además recupera una ilustración vintage desde la tipografía para ser explotada en blanco y negro en pantalones, remeras y el infaltable pañuelo de la colección.

Siempre fiel a darle una vuelta inesperada a las tendencias, las transparencias, que abundaron en la colección de invierno y son furor de la temporada, tienen su reversión como literales recortes en las prendas de Dubié. Los hombros están al descubierto, la panza al aire, las espaldas tienen tajos. El mostrar a partir de estos inesperados cortes en las prendas es la forma que encuentra la marca de exaltar la femeneidad.

Todo resulta en una propuesta plagada de piezas inteligentes y versátiles, que pueden ser combinadas al infinito. La idea es usarlas una y otra vez, vivirlas y disfrutarlas. No falla, Dubié siempre encuentra la forma de llevarnos a otro nivel.

 

 

Anterior post

The Grand Budapest Hotel / Wes Anderson

Siguiente post

Nueva canción de Jake Bugg

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.