FotografíaModa

El Street Style según Diego Zuko

 

Las casualidades de la vida y un poco de despiste de nuestra parte nos llevaron a conocer el trabajo de Diego Zuko, un fotógrafo de esos grosos, pero grosos de verdad. Diego captura con su cámara las historias de Street Style de los fashion weeks alrededor del mundo, en las que personajes de la moda se mezclan en situaciones cotidianas resultando en placas increíbles. Así que aprovechamos y lo taladramos a preguntas, le pedimos que elija sus imágenes preferidas y se lo compartimos, para que ustedes también lo conozcan y no dejen de seguir su trabajo.

 

Contanos un poco de vos: dónde naciste, cómo creciste y qué estas haciendo ahora.

Nací en Buenos Aires hace 30 años. Crecí en el barrio de Belgrano, al que sigo extrañando y siempre visito cuando voy para Argentina. Es un lugar que todavía preserva esa energía colonial del Buenos Aires antiguo. Hace 4 años que vivo en New York a donde me dedico a la fotografía, y hace un año que empecé a trabajar con Harpers Bazaar US cubriendo los fashion weeks más importantes, así que gran parte de mi tiempo lo paso viajando. Ahora acabo de volver de Londres, Paris y Milan y estoy viajando a Australia en 2 semanas.

¿De dónde nace tu amor por la fotografía?

Creo que nace de los viajes que hacíamos con mi familia. Me quedó bastante marcado un viaje a Sudáfrica a donde me empecé a adueñar de la camara. El siguiente gran salto fue descubrir una Canon A1 de fines de los setentas que había sido de mi viejo, con la que me puse a experimentar. Unos años después me puse a trabajar en una productora de TV que también tenía estudio de fotografía, y un día dije: quiero ser fotógrafo.

¿Cuál fue tu primer trabajo como fotógrafo?

Lo conocí a Nacho Ricci por medio de un amigo y le conté que quería empezar a trabajar en foto. Me abrió las puertas de su estudio y de su mundo, estuve un año trabajando con él hasta que me vine a New York. Aprendí muchísimo, a Nacho le debo mucho y es una gran persona además de un tremendo fotógrafo.

¿Con qué equipo trabajas?

Uso Canon para trabajar, empecé justo en la transición de lo análogico a lo digital pero tengo algunas cámaras de film: Contax G, Canon A1, un par de Olympus para los viajes. Además de la estética, los colores y el granulado que da el film, tiene ese factor sorpresa, sacás 36 fotos y no tenés idea de lo que sacaste hasta que no lo revelás. Va un poco a contramano de lo que genera hoy Instagram, que también me parece una herramienta increíble.

¿Cómo describirías tu trabajo?

Vivo experimentando. La fotografía es prueba y error hasta que das en un lugar y decís «ahhh… va por acá». El trabajo que hago para la revista es uno, muy estático a donde se tiene que ver bien a la persona y el look, con un fondo lo más limpio posible. Tenés que resolver rápido, elegir luz y el mejor fondo posible. Mi trabajo personal es mucho más relajado y liberal, trato de captar la esencia de lo que pasa alrededor de los shows en su estado más puro, y eso se traduce en imágenes muy espontáneas y frescas.

¿Cómo terminaste haciendo fotografías de Street Style?

Hace un año terminé un Master en el School of Visual Arts acá en New York. Una de mis compañeras terminó trabajando en Hearst (la empresa madre de Harper’s Bazaar, Elle y Cosmopolitan). Me ofrecieron un trabajo que no agarré pero les ofrecí hacer fotos. Un día me llaman y me dicen, ¿podés estar en Milan mañana? y al otro día estaba haciendo fotos allá. Tuvieron un problema con su fotógrafo en Londres y yo estuve ahí en el lugar y momento justo, ahora soy su fotógrafo oficial.

¿Cómo es tu vida como fotógrafo?

Es como mi sueño hecho realidad. Siempre quise viajar, me cuesta mucho quedarme en un mismo lugar durante mucho tiempo. Con este trabajo tengo libertad total, viajo a ciudades increíbles, hago fotos, que es lo que me apasiona, y encima me pagan. No es todo es así de bueno igual, este último Fashion Week fue tremendo, hacían entre 0 y -10 grados todos los días, hubo nieve, lluvia, viento… pasas mucho tiempo afuera, esté como esté. Y durante un mes literalmente, no parás: haces fotos durante el día, vas de un lado al otro, termina tu día cuando baja el sol y ahí te metés a editar para mandar todo esa misma noche y arrancar a primera hora al otro día. Ese ritmo lo llevás durante 1 mes, tus días de descanso son tus días de viaje, no es para cualquiera. Lo mejor es toda la gente que conocés, cada ciudad tiene gente diferente aunque hay 15/20 que somos siempre los mismos.

¿Cuál es tu Fashion Week favorito, y qué personajes tendés a buscar para fotografiar?

Cada lugar tiene su magia. New York es muy fácil, hay mucha gente y encontrás muy buenos looks. Londres es más under pero mucho más cool. Milán me encanta como ciudad y me siento en casa, además de que tiene la mejor comida y los mejores cafés del mundo. París es París… es la ciudad más linda del mundo y la gente se viste impecable, es donde nació todo y eso se conserva. Busco gente que me transmita algo y sobre todo, que sean genuinos. Te encontrás con mucha gente esforzándose demasiado por llamar la atención, las mejores personas para sacarle fotos son las que tienen perfil bajo y tratan de evitar a los fotógrafos.

¿Qué consejo le darías a alguien que recién esté empezando?

Que tengan paciencia y que sigan adelante. A veces es dificil entenderlo pero la fotografía lleva por lo menos 3 a 4 años hasta que despegás. También les aconsejo que pongan todo cuando están haciendo fotos, la actitud se contagia a la gente que tenés alrededor y sobre todo a la persona que tenés enfrente de la lente, y eso se ve mucho en la foto.

¿Cuál es tu filosofía?

Soy muy relajado y trato de mantenerme siempre postivo. Medito todos los días así me mantengo en mi eje, trato de tener buena onda con todos los que me rodean, y si tengo un roce con alguien trato de aclararlo después. Creo que lo más importante es estar bien con uno, y haciendo algo que te apasione, aunque suene a cliché.

Y por último, un espacio libre, para que nos cuentes lo que tengas ganas…

Extraño el asado y no hay lugar como en casa. Argentina es un país muy particular pero mis raíces, mis amigos y mi gente están allá.

 

Pueden encontrar el trabajo completo de Diego en su web, y no dejen de seguirlo en Twitter  y en Instagram.

 

Anterior post

Transition: The Book

Siguiente post

Fanzine: Sociedad de Caballeros

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.