Entrevistas

“En el arte no hay reglas”: una entrevista inédita con The Prodigy *vía Noisey

nota extraída de Noisey, escrita por Mauricio Atencia.


Hablar de The Prodigy es entrar a diseccionar una cantidad absurda de elementos que sumados resultan en uno de los actos más aclamados y respetados del mundo. Por un lado está ese rave punk electrónico mezclado con rock y alta carga artística en cada detalle que representa revolución. Por otro, está la intensidad con la que es construida su música, logrando una relación inmediata con el cuerpo, su desinhibición, sus ganas de bailar, saltar, gritar, dar puños, abrazar y llorar con cualquiera que este ahí, a su lado, sintiendo esa conexión y energía eufórica que solo Keith Flint, Maxim Reality y Liam Howlett, han sabido generar por más de dos décadas con coros, ritmos y bajos que te golpean fuertemente provocando que tu cuerpo sienta que se está quedando sin aire y tu alma celebre el hecho de estar vivo y con los pies en la tierra en el mundo.

Con una experiencia en vivo que siempre se ha sostenido y una imagen incendiaria que se acerca a la exhibición de rock y teatro punk, The Prodigy ha hecho que su red de breakbeat techno llegue a todos los rincones del planeta, para inyectar lo que todos hemos apreciado en sus trabajos musicales: una descarga de hardcore, ambient, downtempo, breakbeat, drum ‘n’ bass, techno, rock y su visión punk.

Antes del desafortunado fallecimiento hace apenas días de Keith Flint, la cara más visible del proyecto, habíamos conversado con Liam Howlett, productor y cerebro detrás de la banda, sobre su llegada a Colombia como parte de la décima edición del Festival Estéreo Picnic, sus procesos creativos, su más reciente trabajo No Tourists, la industria y la música como acto político entre otras cosas.

*Esta entrevista se realizó semanas antes del deceso de Keith Flint. La publicamos en un acto de profunda admiración y respeto por cada uno de sus integrantes y por la importancia de The Prodigy como una de las bandas más emblemáticas en la historia de la música electrónica.

Noisey: ¿Cuáles fueron algunos de los desafíos creativos más importantes al comenzar como compositor y cómo han venido cambiado con el tiempo?
Liam: Nunca he pensado en nada de eso como un desafío. Creo que cuando comencé a escribir música, realmente quería encontrar mi propio estilo que se desarrolló a lo largo del tiempo. Por ejemplo, nuestro segundo álbum Music For The Jilted Generation. Creo que puedes escuchar que no sonamos como nadie más. Ahora, siempre creo que es importante escuchar lo que te rodea como productor, solo para asegurarte de que las canciones exploten en el altavoz, pero realmente no me resulta desafiante. ¡Me encanta esta mierda!

¿Cómo se conecta la música en vivo y la escritura en el estudio? ¿Qué logras y sacas de cada experiencia personalmente? ¿Cómo ves la relación entre improvisación y composición entre ambos?
Nuestra banda está totalmente conectada, y la música no sobrevivirá o incluso no se escribirá si no va al show en vivo. Es el único lugar en el que puedo saber de inmediato si una canción funciona o no. Es muy importante ver y sentir la reacción de las personas en tiempo real. A nosotros nos ayuda en todos los sentidos, el arreglo, la producción, el ritmo, si una letra se conecta o no, todo. Sin el show en vivo, The Prodigy no estaría aquí. También, en el mundo en el que vivimos ahora, con las transmisiones, descargas de música, YouTube, etc, creo que es muy importante ver a las bandas en tiempo real, tocando en vivo frente a ti. Es la única forma de sentir toda la fuerza de nuestra banda, lo sé. Por eso no aparecemos en la TV, queremos que la gente venga y se pare frente a nosotros. No nos descarguen.

¿Cuáles fueron tus hábitos de estudio cuando hicieron una pieza como No Tourists?Principalmente, no dormir, estar largas horas trabajando, mucho ruido y un poco de tequila aquí y allá.

¿Qué sucedió con la banda? Antes hubo un lapso de seis años entre Invaders Must Die y The Day Is My Enemy. Con No Tourists han sido solo tres años.
Sí, esta vez fue más rápido, seguro. Intenté tener un enfoque diferente de este álbum en el que no había tiempo de inactividad ni paradas, una vez que se desarrollaba la zona creativa… Así que trabajé en el estudio toda la noche y luego, cuando salimos de gira, seguí escribiendo en el viaje, grabando con Keef y mezclando las voces de Maxim después de los conciertos, estableciendo un estudio en una habitación en un hotel en Rusia. Solo supe que una vez que estaba en esa zona, no podía salir de ella. Es muy difícil mantener un flujo si se detiene y comienza, así que no dejé que nada se interpusiera en mi camino. También mezclé este álbum y odio el proceso final: ir a un gran estudio durante tres o cuatro meses, dividir todas las canciones y mezclarlas. Con este álbum volví a mi antiguo estilo skool y lo hice en mi estudio. Probé un par de canciones terminadas y el sonido masivo, así que me alegré de no ir a un gran estudio de mezcla diferente. Eso hizo que todo fuera más rápido. Todos estaban enfocados y eso fue todo.

¿Cómo ven a ese tipo de productores que para construir un álbum requieren un montón de samples y les cuesta construir algo desde cero?
No me importa. Lo realmente importante es lo que suena en el altavoz. No importa el medio que sea necesario, así sea rock o no, lo que se necesita es encontrar el camino correcto. Toda la cultura del hip hop se construyó en base de samples, por lo que es una cosa importante. Lo prefiero, si los samples se utilizan creativamente. Con nuestro nuevo álbum, no usé casi ningún sample esta vez, solo dos o tres. Pasé mucho tiempo creando voces y mierdas que tuvieran un sonido antiguo auténtico para algunas de las canciones.

¿Consideran llamar “arte musical” a esas personas que construyen discos a partir de hits musicales?
Realmente, no me importa lo que haga la gente, así que no tengo una opinión. Depende de ellos. Solo me importa lo que hacemos y creemos que es importante: seguir escribiendo y haciendo álbumes como algo que la gente escucha de principio a fin. Sé que la gente no hace mucho ahora, por la forma en que puedes tomar las canciones que te gustan, pero nosotros aún hacemos un álbum como álbum. Lo hacemos como si fuera un set en vivo, por lo que parece que fluye de una canción a otra.

Dada la naturaleza infinita del proyecto No Tourists, ¿fue difícil seleccionar el fragmento de 35 minutos que se convirtió en el álbum?
¡No sabía que lo estábamos haciendo! Para ser honesto, no, no fue difícil. Originalmente había otra canción, pero cuando escuchamos todo eso, no la necesitábamos, por lo que la pusimos en el estante para trabajar más tarde. Se sintió completo. Además, no me gustan los álbumes que tienen demasiadas canciones, puede ser demasiada información para asimilar.

Ustedes han estado en la música electrónica por décadas. ¿Hay alguna técnica hoy en día que vea ahora como lo hizo con la música electrónica hace 40 años, ideas con un gran potencial que la gente apenas está empezando a rascar?
Creo que la tecnología ha hecho que los productores sean perezosos, es muy fácil acceder a los sonidos de los grandes discos que hay por ahí y luego la gente suena igual. Escucha el hip hop de ahora: muchos productores utilizan los mismos sonidos de batería. Si escuchas el hip hop de la década de 1990, por ejemplo, cada melodía sonaba diferente entre sí. He estado haciendo cosas bien durante 28 años, y me gusta luchar contra la tecnología y mantenerla a un buen ritmo, no quiero sonar como cualquier otro. Una gran idea puede ser mayor si suena original y no como el siguiente disco, eso es lo que pienso.

¿El momento político actual cambia el tipo de música que crees que es necesario hacer?
No podemos evitar sentirnos afectados por lo que sucede a nuestro alrededor, aunque intentamos no serlo. Nos gusta pensar que nuestra música se escapa de esa mierda, pero definitivamente hubo un poco de inquietud que se absorbió y se introdujo en la música cuando se hizo No Tourists. Vivo en Londres, por lo que es difícil no verse afectado por la ventaja constante y el cambio que está ocurriendo allí.

¿Y cuál es el impacto en el arte? ¿Hay una necesidad de música política ahora? ¿Es el arte en sí mismo un acto político?
Creo que siempre hay una necesidad. Sí, cualquier mensaje debe ser entregado bien, aunque con ingenio y sin ganas de predicar. El arte es libertad aparentemente, ¿verdad? ¡No hay malditas reglas!

Este año estarán por primera vez en Colombia, debutando en el Festival Estéreo Picnic. ¿Qué fue lo que lo más lo emocionó al saber que conocería un país en el que han estado varios de sus amigos?
Hemos querido tocar en Colombia durante años. Algunos de mis amigos DJs han ido muchas veces y me dijeron lo maravilloso que es, así que estamos muy felices de que finalmente podamos ser invitados a tocar nuestra música en vivo para la gente. Nosotros hemos sido una banda durante tanto tiempo, que todavía no hemos podido tocar en un país nuevo en el mundo al que no hayamos ido antes.

¿Es importante para ti saber sobre el público que te escuchará en el festival o prefieres esperar el momento y ver las diferentes reacciones?
Me gusta aprender un poco sobre cualquier país nuevo al que vayamos. Siempre leeré antes de ir a cualquier lugar. Y sí, por supuesto nos gusta la sorpresa de la reacción de la multitud, porque es espontáneo y emocionante para nosotros. Trabajaremos a la multitud y quitaremos el techno.

Ustedes fueron muy de la mano de la cultura del rock, estuvieron en las primeras ediciones de Lollapalooza y fueron un fenómeno captado por los rockeros. En la actualidad hablamos del fin del rock por su pérdida de espacio ante el pop o el hip hop. ¿Qué reflexión hacen acerca de este rumor?
La gente que conoce nuestra banda entenderá que siempre hemos estado al borde de ser etiquetados por este género o que, simplemente, escuchan la música que hemos hecho; y el pop no ha reemplazado a la música real, cualquiera que piense que es eso, es un tonto. Es lo que más nos gusta es nuestro rostro, pero recuerda siempre que, el hip hop no se detendrá, y que el rock n roll nunca morirá.

En cierto modo, es notable que hayamos llegado al siglo XXI con el concepto básico de la música aún intacto. ¿Tienes una visión de la música, una idea de que la música podría estar más allá de su forma actual?
Creo que la música en los últimos años ha empezado a parecerse más a una banda sonora para juegos y películas, especialmente para la generación joven. Si hubiera un botón donde pudiéramos apagar toda la música, creo que a la gente se dará cuenta lo importante y vital que es. Por eso digo que una banda que toca música en vivo, directamente a la gente, es algo que no se puede descargar ni transmitir, hay que estar allí para sentirlo correctamente. Se siente como la última forma directa, pura y real, y no puede ser jodida.

A ustedes no les gusta comparar su pasado con el presente, pero viendo su presentación del 27 de septiembre de 1997 en Rusia y cualquier presentación del 2018, denota claramente que el punk hace y hará parte de ustedes. ¿Qué sienten al saber que nunca se vendieron al sistema pop, mainstream o como quieran llamar la música actual que busca ser tendencia para estar como headliner de cualquier evento?
No me molesta comparar nuestro pasado con nuestro presente, estamos orgullosos de dónde venimos y dónde estamos ahora. Nos sentimos orgullosos de no sentirnos confiados y mantenemos nuestra integridad, que es muy importante para nosotros. Esa es la forma en que somos como personas, Keith, Maxim y yo. Yo soy yo, nunca cambiaré. Siempre lo mantendremos real y crudo para la gente, si la gente lo excede, eso es bueno.

Anterior post

Vivienda Social Z53 / Michan Architecture + Grupo Nodus

Siguiente post

Drug-dealers Ads

Neka / nicoigot

en este día y cada día.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.