En búsqueda de la mejor taza de café que vas a poder hacer en tu casa, nos encontramos con una marca que hace del simple acto de calentar el agua, un arte. Fellow es una firma basada en Mission District, San Francisco, que nació a partir de una campaña en Kickstarter allá por el 2013. Su objetivo en ese momento era crear una cafetera diferente, que fuera funcional y a su vez, algo lindo para tener en la mesada de casa.

El año pasado rompieron el molde con un producto revolucionario: Stagg EKG y Stagg EKG+, una pava eléctrica con conectividad bluetooth, pico con cuelo de cisne, manija con peso para mayor precisión, que trae control de temperatura digital variable, conectividad a la app Acaia (que mucho sabe de una buena taza de café) para poder controlar las diferentes funciones desde el celular o el iPad, y un diseño sublime.

 

 

Una pantalla LCD circular negra muestra la temperatura deseada, al lado de la temperatura a medida que va avanzando el proceso de calentado. Una vez que se alcanza la temperatura deseada, el usuario puede activar el modo “holdl” que mantiene la pava a la temperatura deseada durante 30 minutos antes de apagarse automáticamente. Esto es ideal ya que la temperatura del café, tanto como los diferentes blends de té o incluso el mate, tienen diferentes requerimientos de temperatura para una servida perfecta.

 

 

En abril del año pasado esta pava consiguió el codiciado Red Dot Design Award, un premio que destaca la excelencia en el diseño, y hace tan solo un mes este producto puede conseguirse en Europa y ciertas partes de Asia con el voltaje apto para nuestro país.

 

Anterior post

"It's called Ffasiwn", por Schneidermann & James

Siguiente post

Alfombras bordadas del revés por Raw-Edges

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.