EntrevistasMúsica

Flashback: Entrevista a Federico Molinari sobre su presentación en MUTEK

FEDERICO MOLINARI

Luego de unos meses de la presentación de su live set en MUTEK Argentina, conversamos con Federico Molinari sobre su experiencia y las percepciones acerca del festival. Desde la ciudad de Berlin, donde reside desde año 2013, sigue posicionándose como uno de los máximos referentes de Argentina en el mundo, editando música en sellos de la talla de Discobar, Cure Music, Pressure Traxx, Raum…musik, Apollonia y Melisma.

DiscogsFacebook

Después de unos meses uno puede pararse en otro lugar a reflexionar sobre lo vivido. ¿Cómo fue la experiencia en MUTEK Argentina?

Como experiencia fue buenísima, te diría que lo que pasó en MUTEK a nivel personal fue lo que toda mi vida pensé hacer en algún momento. Tener una especie de concierto o show en formato live, donde hay una línea, donde hay un concepto, donde hay algo que está realmente pensado. Requirió de muchísimo trabajo, de mucho esfuerzo, y me sentí muy satisfecho. La verdad que me encantó el festival por supuesto, me gusta mucho el tema de que la gente vaya como si fuera un concierto a escuchar música y estar todo el día ahí. Mucha información, mucho aporte cultural. De lo más interesante que hay en Buenos Aires en términos de música contemporánea, artes digitales y música electrónica. La verdad que solo me llevo cosas buenas.

Contanos un poco sobre el proceso creativo que culminó con el armado del live que presentaste…

Yo ya tenía pensado armar un live de ese género musical, y se alinearon los tiempos con respecto al ofrecimiento que tuve para hacer el live en MUTEK. Tenía varias cosas que terminar y me puse a trabajar recién en julio. Tenía un concepto en la cabeza sobre la forma o el desarrollo musical. De la música no te diría que tenía mucha idea porque fui probando un poco. Si tenía en la cabeza que iba a ser un lugar donde la gente iba a estar sentada, que iba a ser oscuro, iba a tener un formato más de concierto, donde la gente va a estar escuchando, prestando atención. Hice como 10 u 11 tracks, y lo particular fue que después los puse en ese mismo orden en el MUTEK. Se fue dando así y quedó una línea que tenía bastante coherencia. Termine llegando justo con el tiempo y con la idea pero creo que la plasmé bastante parecida a lo que tenía en la cabeza.

¿Qué set up llevaste?

Como fue el primer live que hice solo, también quería llevar un set up compacto para no marearme. Lo dividí en tres partes; la primera estaba configurada por el modular y un sequencer. Esa parte era con sonidos que salían de las máquinas en vivo. Después también llevé una máquina de ritmos que también sonaba en vivo. Por último tenía lo que era el cerebro del live, que era la Elektron Octatrack, que como bien lo dice el nombre, se divide en 8 pistas de audio. Entonces yo iba mandando cada track, dividido en 8 pistas a través de la máquina, más los sonidos que venían del modular y algunos sonidos que venían de la máquina de ritmos. Sinteticé todo en esas maquinas mas algún efecto. Creo que me funcionó bastante bien. Todo lo que llevé lo usé hasta la última perilla, que es lo ideal para no llevar cosas de adorno, que te ocupan espacio y al final también pueden llegar a confundirte.

¿Cuál es el aporte que realiza un festival como MUTEK a la escena porteña?

El aporte es enorme y a la vez inconmensurable. Me despierta muchísima admiración por Gonzalo Solimano y Ariel Charec que realmente hayan querido hacer esto, y hayan puesto tanto esfuerzo en una situación totalmente adversa como la que esta atravesando el país en este momento. Además, con una respuesta de la gente que en definitiva no se condice con lo que el festival ofrece. Creo que si no fuese por el MUTEK la oferta en Buenos Aires en cuanto este tipo de cosas es prácticamente nula, o muy reducida a propuestas locales, una cuestión mas de nicho. La gente todavia no despabila, pero creo que a medida de que pasen estas cosas hay posibilidades de que este tipo de escena crezca y se desarrolle.

¿Qué diferencias hay la esencia de un live como el que presentaste y un dj set para la pista de baile?

Este tipo de live es como ir al cine, sabés que tenes la atención del público entonces podes generar tensión. La tensión no la generás de un segundo al otro, la vas desarrollando. Para lograr un pico tenés que tener a la gente desde el comienzo que vaya siguiendo la evolución del set. Estaba pensado para un lugar donde iba a tener la atención de la gente por 45 minutos de manera íntegra, si hay un público más pasajero no lo hubiese planeado de esa manera. Es muy diferente a un set pensado para la pista de baile, no tiene nada que ver una cosa con la otra.

En MUTEK se abrió un espacio donde los emprendedores argentinos del mundo de los modulares pudieron exponer sus trabajos. ¿Qué relación tenes con los módulos nacionales?

Estaba enterado de varias de las personas que están haciendo módulos, los estuve investigando un poco y me parecieron muy interesantes. Están muy bien hechos, y cuando estuve en uno de los laboratorios del MUTEK los estuve probando y me gustaron muchísimo. Me encantaría en algún momento comprar un módulo de industria nacional porque me parecieron muy interesantes, había algunos que estaban bastante locos y otros más clásicos. No quedé en contacto con las personas, pero me llevé toda la información y en algún momento supongo que estaré incursionando y comprándome alguno.

 

¿Tu idea es seguir presentándote con este formato de live set? ¿Vas a priorizar este formato antes que el dj set?

Me encantaría repetirlo este live, que es como un challenge para mí porque me salgo de lo que vengo haciendo durante los últimos 20 años. Si bien estuve haciendo música experimental durante varios años, nunca de manera tan constante y abarcando tanto tiempo, ocupando mi cabeza en eso. Me gusta la idea de tener varios tipos de live, no tener solo uno y tocar siempre el mismo con leves variaciones, pero claro es mucho trabajo. También quiero hacer un live dance, que eso lo tengo hace bastante metido en la cabeza. El dj set me encanta y es mi principal ocupación, lo voy a seguir haciendo hasta que pueda, hasta que ya no tenga ganas. Es algo que se da paralelamente, una cosa no va a reemplazar a la otra.

Desde el año 2007 comenzaste junto a Nekes el proyecto OSLO que generó un gran número de lanzamientos… ¿Cuál es la actualidad del sello?

Oslo es un proyecto que no está cerrado pero fue cambiando de forma, comenzó de una manera y luego cada uno siguió su camino. No estoy interesado en editar música en el sello en este momento. Si bien está abierto, en este momento tengo el foco en editar mi música en otros sellos. Últimamente hicimos algunos eventos  y seguramente haremos otros, pero mi atención no esta en Oslo desde hace varios años.

¿Qué podés contarnos sobre tus últimos lanzamientos y los que se vienen?

Ahora se vienen lanzamientos en Discobar y en Melliflow. Edité el año pasado en Cure Music y seguramente haré otro el año que viene. Son cosas que están presente como Pressure Traxx y otros sellos nuevos que van a ir surgiendo, uno sigue haciendo música mientras van apareciendo nuevas plataformas donde editarla.

¿Tenés pensado editar música experimental como la que presentaste en tu live set?

No estoy cerrado a eso pero tendria que ponerme a hacer más música de ese estilo, porque lo que hice para el live lo hice puntualmente para ese show, no sacaría tracks de ahí para editarlos. No es algo que he buscado hasta ahora. No por no quererlo, sino porque siempre lo vi más como un hobbie. Estoy abierto a eso y de hecho me encantaría.

Anterior post

adidas Originals P.O.D con Paul Pogba

Siguiente post

Art by Jason Kowalski

Manuel Oubiña

Más ser que parecer.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.