Después de la explosión de las centrales nucleares en 2011, grandes cantidades de radiación fueron liberadas haciendo de la zona de Fukushima un área inhabitable. En total 20000 personas murieron o todavía permanecen desaparecidas. El gobierno dispuso una zona de exclusión, que requieren estrictos controles y burocracias para acceder.

El fotógrafo malayo Keow Wee Loong traspasó dicha zona, y fotografió el estado actual de algunos pueblos dentro del área de Fukushima. Todos sus habitantes fueron evacuados rápidamente, y quedó todo intacto. Detenido en el tiempo.

 

Todas las fotos acá.

Anterior post

5 preguntas a Oliver Jeffers

Siguiente post

#FlaneurMeet: Germán Belis

Jota.

Todo es una interpretación subjetiva. Consensuemos.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.