Hain, en invierno de Boerr-Yarde Buller

Hain, en invierno de Boerr-Yarde Buller

Boerr Yarde-Buller Invierno 2014-11Lo confesaba en el verano cuando se las presentaba y lo repito una y mil veces: amé la colección estival de Boerr-Yarde Buller con pasión. Creo que es por esto que no puedo decir que me sorprendí cuando, al volver a visitarlos para conocer su propuesta para la nueva temporada, me encontré con una progresión de esa línea hacia el invierno. Está claro que el verano de la marca tenía mucho para decir, y es muy interesante ver como las prendas fueron mutando para adaptarse a la baja de las temperaturas, manteniendo, a su vez, un diálogo que empezó a finales del año pasado.

Lo nuevo de Boerr-Yarde Buller se llama “Hain”, un rito de iniciación de la tribu Zelknam, la misma que había servido de inspiración para la colección anterior. Habiendo sentado las bases de lo que se quería decir en el verano, esta colección sirvió para profundizar el concepto, afirmándose en su lugar como catalizadores de la identidad argentina.

Al igual que en la temporada anterior, las coordenadas de nuestro país se retoman en las prendas, esta vez con un detalle minucioso. La bajada tan gráfica se simplificó en un juego de planos entre el blanco y negro, mientras que el juego de líneas se redujo a un trabajo minucioso en la moldería de las prendas. Estudios en las mangas para que las costuras rodeen al brazo, en los vestidos para que envuelvan al cuerpo, e incluso en los abrigos para que estas líneas se recuperen en la conjunción de los planos fueron las principales preocupaciones de los diseñadores para esta temporada. El resultado es una propuesta simple en su apariencia, pero con un intenso trabajo de moldería que se hace evidente a la hora de calzar las prendas.

Para esta temporada se incorpora, además, una nueva línea de básicos que incluye remeras, poleras y pantalones en tonos neutros, caballitos de batalla para acompañar el día a día de sus clientes. Hay tres versiones de pantalones unisex, que incluyen una versión en cuero, una bermuda larga y otro que incorpora una suerte de falda, ideal para esos que están acostumbrados a colgarse el buzo a la cintura.

Las prendas tienen nombre que recuperan los lenguajes perdidos de las tribus y sus culturas, devolviéndole un valor a las palabras y resucitando el idioma muerto. ¿Un detalle? tal vez, pero algo que le suma, un poquito más, a una colección que es cada vez más un gigante todo. Date una vuelta por el Tupã store para conocerlo.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

También puede interesarte...

Vuelve al inicio