EntrevistasHâus Record Store

Hâus Interview: Melina Serser y su amplia diversidad sonora

MELINA SERSER

La propuesta musical que lleva adelante Melina Serser ha despertado un gran interés en los últimos años. Sus influencias provenientes del jazz, funk y los sonidos percusivos, hacen de sus sets un viaje ecléctico que invitan a recorrer géneros como Downtempo, Electro, Trip hop, Breakbeat, Funk, Jazz, entre otros sonidos orgánicos. Conversamos con ella para conocer sobre sus primeros acercamientos al mundo de los discos, su actualidad como dj de importantes festivales de música ambient, como también su participación en fechas house y techno en clubes de todo el mundo.

FacebookResident Advisor

¿Cómo fueron tus primeros acercamientos al mundo los vinilos y las bandejas?

Puedo dividir mi carrera de dj en dos etapas. Una primera parte principiante, que fue desde el 2002, el año que tuve mi primera fecha, hasta el 2011. La parte más profesional va desde el 2012 hasta la actualidad. Al principio solo tocaba algunas veces por año, pero sin saber nada de  lo que era mezclar ni ser Dj, sólo lo hacía porque amaba la música. En esa época yo escuchaba rock, funk, soul, 80´s, todavía no había tenido mucho contacto con la música electrónica. En el 2010 me fui de viaje a Berlin, conocí Berghain y así la música electrónica. Salí fascinada de ahí, con la sensación de que se me abrió un mundo nuevo. Cuando volví a Uruguay unos amigos me hablaron de la escuela de Edu Koolt, así que apenas llegué, lo llamé y ahí empecé a tomar clases con él.

En otras entrevistas contás sobre tu búsqueda musical estando en Australia. ¿Cómo fue esa experiencia?

Apenas terminé con Edu, me fui de viaje a Australia. Estuve un año, y cuando llegué conseguí una residencia en Rooftop, un bar en Melboure, que estaba buenísimo. Ahí tocaba tres o cuatro veces por semana, seis horas cada día. Me pagaban un buen fee, y con esa plata empecé a comprarme discos. En Melbourne hay muchas disquerías de todo tipo de música, que están buenísimas. Antes de Australia no tenía ni un disco, tenía todo música en digital. Las clases con Edu y estar en Australia fue lo que me disparó esas ganas de tener vinilos, porque en todas las cabinas había bandejas. Me traje a Uruguay como 200 discos y ahí comenzó mi colección. Hasta hoy no he parado de comprar discos.

Si bien sos una artista que se mueve por géneros downtempo, solés participar de fechas house y techno con artistas que tocan en otra intensidad. ¿Cuál es el feedback que recibís en esas fechas?

Yo tengo dos facetas bastante marcadas. Una es la faceta de festivales ambient, orgánicos, no tan electrónicos, donde la gente está sentada escuchando. La otra es una faceta más electrónica, siempre downtempo, que va más para fiestas house-techno y, por mi estilo musical, siempre hago warm-up. El feedback siempre es bueno por suerte. Más allá de que toco música más tranquila y menos intensa que otros Djs de pista, la gente baila.

¿La idea de sumarte a este tipo de fiestas se dio de casualidad, o fue una búsqueda pensada?

No lo busqué ni se dió de casualidad sumarme a este tipo de fechas, sino que es el planteo que hace mi booking manager. Como te decía, yo toco sets bailables, la diferencia es que están más lentos. Lo que pasa que mi música es bastante versátil, puedo tocar un warm up a Koolt y a Z@p, como también puedo tocar en festivales, afters, sunsets o eventos de contemplación sonora.

¿Qué tan seguido vas a las disquerías? ¿Qué diferencias encontrás con pedir de forma online?

A las disquerías voy en los tours y ahí hago las compras grandes. Aprovecho y me traigo cerca de 100 discos. Lo divertido de las disquerías es el hecho de salir de tu casa, estar con gente. Y también está el factor sorpresa de que no sabes con que podes encontrarte, o el vendedor te puede recomendar un disco que está buenísimo. Me gusta también pedir online, porque voy encontrando cosas mientras busco e investigo. Igualmente, ahora dejé de hacerlo porque la aduana está complicada.

 ¿Cómo encarás la búsqueda de discos una vez dentro de la disquería?

Cuando voy a una disquería agarro de a muchos discos. Acostumbré a mi oído a darme cuenta rápidamente si me gusta o no me gusta un vinilo. Busco por estilos, agarro bateas enteras y me paso horas.

¿Te resulta sencillo encontrar tu música en las disquerías, teniendo en cuenta la especificidad de los géneros que buscás?

Depende. Puedo ir a Spacehall en Berlin, estar horas y no encontrar nada. Después voy a una disquería más chica, de esas que te topas por la calle, y me compro 10 discos. No te puedo responder un parámetro que siga mi búsqueda, porque varía constantemente. Ya te digo, he ido a muchísimas disquerías donde todo el mundo encuentra cosas y yo no encuentro nada, y he entrado a disquerías desconocías donde justo encuentro lo que busco.

Uruguay cuenta con representantes en la escena global desde hace tiempo, pero en la actualidad ha crecido enormemente el número de artistas que comenzaron a hacer tours por Europa. ¿A qué podés asociar este contexto?

Sin lugar a dudas al talento que hay en Uruguay. Nicolas Lutz y Koolt fueron los representantes desde hace tiempo, pero actualmente encontrás muchos DJs uruguayos talentosos como Z@p, Omar, Kino, Fabricio, Emilio, Fede Lijt, Manuel Jelen, Christian, Nicolas Etorena, Oriana o Digregorius. Son muchos y todos tocan hace más de 5 años. Phonotheque contribuyó a unirlos a todos, y generar cada sábado instancias de excelente calidad musical. La nota que sacó Resident Advisor sobre Montevideo Underground también contribuyó a que en Europa se enteraran de tanto talento.


Hâus Record Store

Hâus es una disquería con una amplio espectro de géneros musicales, abarcando desde la música electrónica y sus subgéneros (house, techno, minimal, etc) al dub, soul, funk, rock, disco, jazz y música experimental. Está situada en el shopping Buenos Aires Design -Av Pueyrredon 2501, Recoleta-, y plantea ser un lugar de encuentro para djs y melómanos en búsqueda de música fresca curada por grandes artistas de la escena local.

DirecciónWeb

Anterior post

Turistas en el Mar Muerto, por Alexander Bronfer

Siguiente post

Leemos "Tríptico del desamparo" de Pablo Di Marco

Manuel Oubiña

Más ser que parecer.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.