Casi como estar en casa, pero en el corazón de San Telmo, a solo unos metros de la icónica Plaza Dorrego, nos encontramos con Anselmo Buenos Aires, el flamante primer hotel de la cadena Curio-A Collection by Hilton en Latinoamérica.

Un edificio moderno y elegante, que refleja la arquitectura tradicional característica de la zona y se complementa a la perfección con los pintorescos adoquines que nos llevan hasta su puerta. En el interior, esconde un lobby luminoso y una escalera que desciende hacia un amplio patio interno bordeado por macetas con naranjos, abriendo la vista de las habitaciones al cielo de Buenos Aires.

A orillas del patio nos encontramos con un café y restaurante muy canchero, ideal para la hora del almuerzo. Diseñado con aires industriales y cubierto en azulejos de subte blancos, es perfecto para degustar platos de cocina Argentina. Por la noche, el Anselmo Lounge cuenta con un menú exclusivo, preparado con productos regionales, cocktails a medida y una exclusiva carta de vinos, curada por el sommelier Rodrigo Calderón.

Las habitaciones y suites combinan una decoración contemporánea con los detalles que estamos acostumbrados a ver en los tradicionales edificios del barrio: ventanales amplios, pisos de madera, sumando la particularidad de que cada habitación cuenta con una lámpara única, especialmente diseñada para el ambiente. Wi-Fi gratuito, televisión de 42 pulgadas de alta definición y un minibar completan la propuesta para un espacio cómodo y rejalante a la hora del descanso.

La cercanía a locales para shopping, restaurantes, bares, ferias, centros culturales y todos los espacios por los que San Telmo es uno de los barrios más buscados por los turistas es un plus que convierten al hotel en uno de los spots que más recomendamos para los que vengan a pasear por la ciudad.

 

Anterior post

Paisajes por Tina Tormanen

Siguiente post

Krov: Nuevo Ciclo de Música

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.