¿Viajás a Rio de Janeiro y no te cansás de ver las playas de Copacabana? Entonces el Hotel Emiliano es tu próximo destino. Diseñado por Chad Oppenheim y Arthur Casas, este edificio modernista presenta una fachada inusual realizada en paneles a prueba de agua que permiten que los huéspedes tengan privacidad sin sacrificar la luz, ventilación o las hermosas vistas.

Para el interior, la inspiración viene del diseño de los espectaculares mosaicos de Copacabana, y Roberto Burle Marx, su diseñador. Así es como nos encontramos con un poco de art decó, paredes curvas y muebles redondeados que invitan a relajarnos. En el centro del lobby, una gran pieza con forma de capullo diseñada por el artista brasilero Siron Franco se destaca.

En el hotel se valora la auténtica hospitalidad brasilera, ofreciendo un servicio de lujo personalizado y se jacta de su cocina, decoración y ambiente relajado. El paisaje de Río continúa en su interior, con paredes verdes en sus livings, además de amenities como gimnasio, spa y sauna.

 

Anterior post

Conquer: Superarse de a pasos

Siguiente post

¿Qué tienen que ver los Argentinos con el océano?

CCH

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.