Ilustración

Near death experience

«De la mano de las drogas la percepción muta. Se convierte e invierte. Y antes de esperar a volver a la normalidad, el norteamericano Bryan Lewis decidió experimentar. Durante tiempo consumió una droga distinta por día, y se autorretrató.  Cada una de sus pinturas exterioriza su introspección. Desde Valium a Metanfetamina, todo fue testigo de sus pinceles.

Cuando el efecto se disipó, y pudo dilucidar fuertes daños cerebrales, dejó el ensayo, legándonos este grandioso arte experimental».

….

nota escrita por Jerónimo Romero.

 

Anterior post

Guggenheim Museum by Ezra Stoller

Siguiente post

Prison Islands by Tobias Wüsterfeld

Neka / nicoigot

en este día y cada día.

Sin Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.